Selecciona Edición
Iniciar sesión

Jackson Martínez cambia el Atlético por el Guangzhou de China

El club asiático paga 42 millones de euros por el delantero colombiano

Jackson Martínez, el fichaje estrella del Atlético de Madrid para esta temporada, se marcha a China. Los 42 millones de euros que ha puesto encima de la mesa el Guangzhou Evergrande y los problemas de adaptación del delantero colombiano han precipitado su marcha.

Jackson no se entrenó en la mañana del martes con el resto de sus compañeros. Estaba en el Calderón junto a su representante Jorge Mendes para negociar su salida. El jugador comunicó la existencia de la oferta el lunes pasado y el martes se cristalizó. Con la operación el club recuperar la fuerte inversión realizada este verano cuando desembolso 35 millones de euros al Oporto. Su llegada al Atlético generó muchas expectativas. Sus cifras goleadoras en Portugal, su calidad de espaldas y su capacidad combinativa formaban parte de ese plan de Simeone de construir un equipo con alternativas al juego directo practicado en los últimos años.

Su incorporación tardía a la pretemporada le hizo iniciar el curso en un estado físico que no era el ideal. Simeone le concedió la titularidad en la primera jornada de Liga ante Las Palmas y ahí el cuerpo técnico corroboró la impresión que ya le habían transmitido algunos de sus colaboradores de que no estaba para jugar. Tras una apuesta a punto personalizada, Jackson tampoco ha podido mostrar su mejor nivel.

Hubo un momento que incluso Simeone cambió el sistema de juego, del 4-4-2 al 4-3-3 para favorecer sus características. Nunca se sintió cómodo en la exigencia del entrenador argentino con sus delanteros en el trabajo defensivo. El propio técnico rojiblanco en diciembre ya era consciente de la dificultad de integrar a Jackson en la dinámica de correr hacia atrás que sí le ha podido inculcar a Griezmann.

Con solo tres goles, Jackson se marcha tras un esfuerzo personal, del entrenador y de sus compañeros para integrarse en el equipo. Su marcha quiebra esa racha de buen ojo que había tenido el Atlético para contratar goleadores en las últimas temporadas y que ya se debilitó con la llegada de Mandzukic el curso pasado. Ni uno ni otro han estado a la altura del primer Fernando Torres, de Agüero, de Forlán, Falcao y Diego Costa.

El Atlético debe afrontar lo que resta de temporada con Griezmann como el único goleador de garantías. Ni Torres, ni Vietto, ni Correa han encontrado la senda del gol. Simeone ha intentado que Diego Costa regresara en este mercado de invierno ya finalizado (el mercado en China aún está abierto unas semanas), pero la operación era muy complicada y el nuevo entrenador del Cheslea, Guus Hiddink, tampoco veía con buenos ojos su marcha. El regreso de Costa puede reactivarse este verano.

Más información