Villar entrega las pruebas al CSD

El presidente de la Federación accede a dar a los funcionarios del Consejo Superior de Deportes la documentación que refleja los tratos de favor a Recreativo y Marino

La documentación que demuestra los supuestos tratos de favor que la Federación Española de Fútbol (FEF) dispensó al Recreativo de Huelva y al Marino de Tenerife ya está en poder del Consejo Superior de Deportes (CSD). A la una del mediodía, tal y como estaba anunciado, Fernando Puig, subdirector general de Deporte Profesional, y Fernando Martín, jefe del servicio de Inspección de Auditorías, se personaron en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para reclamar el libro mayor de cuenta RC Recreativo de Huelva SAD, así como la del Marino, y el libro mayor de la cuenta Banco e Instituciones de Crédito de ambos clubes. Fue José María Castillón, administrador general federativo, el que despachó con los funcionarios del CSD, y el que les entregó los papeles.

Con esta documentación, que el presidente de la FEF, Ángel María Villar, tras varias demoras, solo ha accedido a facilitar cuando el CSD ha enviado a los funcionarios, se podrán demostrar los presuntos favores económicos otorgados al Recreativo y al Marino que permitió competir en la temporada 15-16 (Segunda B) al club andaluz y en la 11-12 (Segunda B) al conjunto canario.

Deuda de 450.000 euros

En el caso del Recreativo, los apuntes contables solicitados deben reflejar que el 24 de agosto de 2015 el club saldó una deuda con su exentrenador José Luis Oltra de 136.000 euros, otra de 26.000 con el ayudante de este, Emilio Iserte, una de 53.000 con otro colaborador de Oltra y una más de 32.000 también para el cuerpo técnico. Si estos pagos incrementaron la deuda que el Recreativo mantenía con la Federación, más de 450.000 euros antes de las transacciones, se demostrará que el Recreativo fue financiado por el organismo que preside Ángel María Villar. "Los libros de contabilidad son claros y meridianos y manipularlos es complicado porque se deja rastro. Lo normal es que quede demostrado que la Federación le prestó ese dinero al Recreativo", admite un empleado de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

Otras fuentes federativas consultadas en su momento por este periódico admitieron que esos pagos por parte de la Federación se habían hecho a través del Comité Nacional de Entrenadores, mediante un cheque, y que se habían garantizado con pagarés de dudosa solvencia. Este hecho es el que constituiría el delito de administración desleal y malversación de fondos, además de haber perjudicado a terceros clubes. Esas mismas fuentes señalaron a Villar y al vicepresidente económico, Juan Padrón, como los dos directivos que habrían negociado con Pablo Comas, representante de los máximos accionistas del Recreativo, ese préstamo encubierto que permitió al Recreativo competir en la presente temporada. Sin esa deuda saldada, la Federación no podría haber tramitado las licencias de los jugadores del Recreativo. El hecho de que el club andaluz esté embargado por la Agencia Tributaria, y se haya bordeado ese embargo utilizando al CNE para abonar a Oltra y a sus ayudantes, también puede ir en contra del patrimonio federativo. Fuentes fiscales aseguran que la Federación "sería responsable solidaria de ese pago, por lo que debería desembolsar al Departamento de Recaudación la totalidad de ese dinero triangulado".

Villar ha evitado la inhabilitación prevista por la Ley del Deporte al entregar la documentación. De no haberlo hecho habría sido suspendido, como sucedió recientemente con el presidente de la Federación de Tenis José Luis Escañuela, que se negó reiteradamente a presentar los papeles que le requerían desde el CSD.

Ahora, el organismo gubernamental estudiará los documentos recibidos y si detecta las irregularidades enviará un informe al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD), que se reúne mañana, para que abra el expediente previo a la inhabilitación.

Más información