Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Baskonia deja al Madrid contra las cuerdas

Los de Laso pierden su octavo partido en 16 jornadas de Euroliga y se quedan casi sin margen de error para alcanzar los cuartos

El campeón está contra las cuerdas. El Madrid de Laso firmó ante el rocoso Baskonia su octava derrota en 16 partidos de Euroliga, la 14ª en 37 encuentros oficiales y la quinta en su cancha este curso, y se complicó definitivamente la vida en su tortuosa defensa del título continental. Abocado a jugar seis de los ocho partidos restantes del Top 16 fuera de casa, los blancos se quedan sin apenas margen de error para afrontar el reto de alcanzar los cuartos de final. Lastrado por la lesión de Felipe en el tramo final, castigado en la faceta reboteadora (10-16 en el último cuarto) y ofuscado en ataque (6 de 26 en triples), el conjunto madridista se rindió, desfondado, en su postrero intento de remontada. Caseur (15 puntos) y Bourousis (13 rebotes) colocaron a los de Perasovic, que ya triunfaron en el Palau, como la mejor baza de la liga española para enfocar la Final Four de Berlín en mayo tras un partido áspero siempre y polémico a ratos.

De inicio, el Madrid conquistó la zona y el Baskonia la pintura. La pareja Felipe-Ayón interpretó una coreografía perfecta que aportó a los blancos 11 puntos y cuatro rebotes en el primer parcial. Los pívots de Laso, indescifrables para Tillie, Diop y un destemplado Bourousis (dos faltas en sus dos primeros minutos en pista) acapararon el protagonismo de una apuesta coral tensada desde la defensa por los grilletes de Rivers, las piernas de Llull y la batuta de Sergio Rodríguez. Pero la tropa de Perasovic se defendió con solvencia gracias a una exhibición desde el 6,75 liderada por Causeur. El escolta francés encontró un filón y, con 10 puntos en seis minutos, desató el optimismo visitante.

Se abrió el abanico de la rotación y cada equipo reforzó su hoja de ruta. Willy Hernangómez recogió el testigo del martilleo madridista bajo los aros y Bertans continuó acribillando el aro rival con un clinic de puntería. Sin embargo, tras los vibrantes minutos de tanteo, el campeón desdibujó su plan y el Baskonia refrendó su pujante puesta en escena. Al comienzo del segundo cuarto, la estadística de triples del equipo de Perasovic reflejaba un sobresaliente 7 de 11 en triples que se convirtió en la tortura del Madrid y propició el primer demarraje del partido (21-29, m. 13).

El Chacho asumió de nuevo el timón y con cinco puntos y tres asistencias recondujo a los de Laso. Un inopinado triple de Felipe a pase del base canario minimizó la escapada visitante y equilibró el pulso justo antes del descanso (37-41, m. 20). Pero a la vuelta de la caseta, el Madrid entró en un atolladero. En una horripilante secuencia de desdichas, a los blancos se les juntó la lesión de Felipe, que recibió un topetazo en el hombro en un bloqueo; la tercera personal de Ayón, que mandó al mexicano al banquillo; un nuevo arrebato de acierto de Causeur, y una técnica a Laso por protestar la línea editorializante del arbitraje. El efecto dominó dejó grogui al campeón (41-56, m. 26, tras una canasta de Hanga).

Real Madrid,68-Laboral Kutxa,77

Real Madrid (19+18+12+19): Rodríguez (18), Llull (7), Rivers (2), Reyes (7) y Ayón (7) -equipo inicial-, Carroll (7), Thompkins (-), Taylor (2), Doncic (-), Nocioni (5) y Hernangómez (13).

Laboral Kutxa (19+22+18+18): Adams (9), Caseur (15), Hanga (7), Diop (4), y Tillie (7) -equipo inicial-, James (4), Bourousis (7), Blazic (13), Bertans (11).

Arbitros: Sasa Pukl, (ESL), Spiros Gkontas (GRE) y Matej Boltauzer (ESL). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada del 'Top 16', Grupo F, de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes de Madrid (Barclaycard center) ante 11.088 espectadores.

Espoleados por la sensación de injusticia en el trato arbitral, el Madrid apretó los dientes en defensa y las tuercas en ataque. El resultado fue un parcial de 8-0 en apenas tres minutos que desató las revoluciones sobre el parqué y los decibelios en la grada (49-56, m. 29). Se secó el perímetro del Baskonia (1 de 7 en triples en el tercer cuarto; 9 de 31 al final) y se agigantó la figura de Hernangómez. Con el espejo de Bourousis como acicate, el canterano ejecutó una oda a la reivindicación (13 puntos y 8 rebotes es su hoja de servicios). Con seis puntos consecutivos, tres rebotes y dos tapones en los tres minutos iniciales del cuarto definitivo, Willy destapó los fantasmas del Baskonia y desempolvó el libro de hazañas madridistas. Con la dirección del Chacho y la brega de Nocioni (un triple por barba incluido en ese tramo), los de Laso se pusieron a un palmo de la remontada (63-64, m. 35). Pero no les bastó a los locales, que se quedaron sin depósito en su estresada persecución. A hombros de Bourousis, inmenso en el rebote, y con los puntos certeros de Blazic y Hanga resistió corajudo el conjunto de Perasovic y con un parcial de 0-9 coronado por un triple de Adams sentenció la contienda (63-73 a 2m 19s del final). El campeón se queda al borde del precipicio, el Baskonia sella su regreso a la élite europea. "La labor arbitral ha sido una vergüenza, te desquicia que traten así al campeón de Europa en su casa", protestó Llull al final del partido.

Más información