Selecciona Edición
Iniciar sesión

Luis Enrique: “El equipo es inmune a lo que le rodea”

El técnico del Barcelona, que mañana se mide con el Levante, asegura que el jugador que no aguanta la presión es que no está hecho para el club

Para Luis Enrique el fútbol se ciñe a lo que rodea a su equipo de fútbol y a su cuerpo técnico, a los preparativos para competir sobre el césped. El resto ni le va ni le viene, hasta el punto de que apenas lee los periódicos o escucha tertulias u opiniones. Por eso nadie le encuentra cuando le cuestionan por temas extradeportivos, ni que sea que Neymar salió anoche para festejar su cumpleaños. “Las normas no las voy a hacer públicas. Mi relación con los jugadores es privada”, convino; “pero lo de algunos medios de comunicación es patético el comportamiento que tienen… Bueno, le diré al socio culer que los jugadores competirán e intentarán hacer disfrutar a los aficionados”. Eso, claro, se pretenderá mañana ante el Levante (12.00 / Canal+ Liga) en un duelo que mide al líder con el colista.

No atiende a la clasificación a Luis Enrique, que tiene además cancha para rotar en el partido de vuelta de la Copa después de la expresiva goleada ante el Valencia en las semifinales (7-0), por más que él lo niegue. “No habrá rotaciones. Cambia mucho jugar en casa o fuera, donde es más difícil”, reveló, al tiempo que quiso ensalzar la complejidad del duelo: “Es un rival que se ha reforzado muy bien y los resultados empiezan a ser casi determinantes. Es un buen reto para seguir siendo líderes”, expuso. Y añadió: “Quizá no sea su liga porque no se juegan puntos con rivales directos. Pero seguro que tendrán algo que decir. Y están muy necesitados. Será muy complicado porque trabajan bien y lo que ofrecen es interesante. Intenta jugar y presionará seguro”.

Al Barça, sin embargo, hay otro tipo de presiones, como la judicial y social, que también le atiza de lo lindo. A cada mes se da un nuevo revuelo en la Audiencia o los juzgados –como el que se destapó ayer cuando Jaume Roures, de Mediapro, interpuso una demanda al expresidente Sandro Rosell y al club- y el equipo debe encerrarse en su burbuja competitiva. “El equipo está centrado en lo que nos interesa y en nuestros objetivos deportivos”, señaló; “Y es claramente inmune a lo que nos rodea. Los jugadores que llevan años y los que llegan nuevos tienen que aguantarlo. Y los que no lo pueden soportar se tienen que ir. Para estar aquí hay que tener esta pasta”. Uno de los que más críticas se lleva, por ejemplo, es el propio Neymar, no solo criticado por festejar su aniversario, sino que se le acusa de adornarse sin necesidad sobre el tapete. “Sé que hay mucho runrún. Pero el que no valore su capacidad futbolística es un ciego. Lo que hace en el campo es espectacular. Eso es lo único que me interesa”, resolvió el técnico azulgrana. Aunque también se le señaló por el penalti errado ante el Valencia, sin apenas carrerilla. “El último penalti que tiré fue en Gijón en la plazoleta de mi casa. Ese lo falle. No sé qué desventaja o ventaja tiene la carrerilla”, sentenció Luis Enrique. A él le gusta el fútbol y competir, y a eso va mañana ante el Levante.

Más información