Marcelo se lesiona en el peor momento posible

La luxación del brasileño, único especialista sin sustituto en la plantilla, amenaza con dejar al Madrid sin lateral zurdo cuando comienza la fase decisiva de la temporada

Karim Benzema, Daniel Carvajal, Marcelo. Daniel Tejedor (AP). /Vídeo: Reuters-Live

Gil Manzano señaló el final, la afición granadina se puso en pie para aclamar a sus jugadores, y los futbolistas del Madrid se retiraron entre abrazos celebrando una victoria que les permitía prolongar su condición de aspirantes al título, el domingo por la noche, cuando frente al banquillo visitante se armó un revuelo de paramédicos. En el campo, tendido sobre la hierba, quedó Marcelo Vieira.

El lateral brasileño chocó en la disputa de un balón, en la última jugada del partido, y cuando oyó el pitido final se dejó caer. Los fisioterapeutas le auxiliaron de inmediato. Unos minutos después, por los vestuarios de Los Cármenes, ya circulaba la noticia. La primera exploración indica que Marcelo, el único lateral zurdo de la plantilla, puede sufrir una luxación en el hombro derecho. Si se confirma, estará de baja varias semanas, coincidiendo con la visita del Athletic al Bernabéu, el cruce de Champions con la Roma, el viaje a Málaga y, tal vez, el derbi con el Atlético. Exactamente, cuando comienza la recta decisiva de la campaña.

La ausencia del segundo capitán madridista después de Ramos preocupa a todas las instancias del Madrid. La estrategia de fichajes de refuerzo emprendida por el presidente Florentino Pérez a lo largo de las pasadas temporadas duplicó 10 de los 11 puestos específicos del equipo. Solo faltó por cubrir el lateral izquierdo, en donde Marcelo, de 27 años, carecía y carece de reemplazo.

Solo Cheryshev ofrecía la alternativa de sustituir al brasileño por un marcador zurdo, siempre que retrasase su posición. Pero, tras el escándalo de la Copa, estigmatizado como estaba el jugador, el club optó por evitar la reconversión del extremo y lo cedió al Valencia. Ahora las alternativas solo ofrecen diestros: Arbeloa, que a sus 33 años parece definitivamente abocado al crepúsculo de su carrera; Danilo, fichaje de relumbre del pasado verano para ocupar la banda derecha que, de momento, sigue sin compensar los 30 millones de euros que costó; y Nacho, un defensa aplicado y polivalente que carece de las cualidades necesarias para ganar profundidad con conducción y regate.

El desborde por los carriles exteriores ha convertido a Carvajal y Marcelo en dos futbolistas imprescindibles en el sostenimiento del equipo esta temporada. Los dos laterales han aparecido puntualmente en las mejores noches del Madrid, con Benítez y con Zidane. Muchas veces, y también en Granada, fueron el recurso de emergencia frente a rivales que se cerraron hasta volverse impenetrables por el medio. Cuando Kroos no encontró una salida, cuando los volantes contrarios taparon a los mediapuntas, y cuando Cristiano se desorientó sin espacios, el equipo se aferró a la agilidad y el conocimiento de Carvajal y Marcelo para abrir el juego y ejecutar el último pase. La baja de cualquiera de los dos ha supuesto un problema grave.

“Marcelo tiene un golpe en el hombro”, dijo Emilio Butragueño al concluir la jornada en Los Cármenes. El futbolista se fue al autobús con el hombro vendado y el brazo en cabestrillo. Ofreciendo los peores síntomas, en el peor momento posible.

Más información