Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rossi ya no podrá vender camisetas de los Márquez

Rota la relación tras Sepang, el Gruppo Pritelli firma con Marc y Àlex un nuevo acuerdo de mercadotecnia y asume los costes de la ruptura del contrato con VR46

Ni siquiera el frío invierno o la tierna Navidad le ablandaron lo más mínimo. Y Rossi arrancó el año con frases del tipo "Márquez no me tuvo respeto". Y se alegró de no compartir equipo con él porque así no se vería forzado a darle la mano. El rifirrafe entre ambos el pasado mes de octubre en Sepang todavía colea. Mal caldo de cultivo para hacer negocios. Lo sabían uno y otro, especialmente el español, que hacía meses que buscaba la manera de romper el contrato que le ataba al italiano un año más, hasta final de la temporada 2016. Y al fin lo ha logrado. Rossi ya no podrá vender más camisetas de los Márquez.

Ayer, AC Management, empresa que gestiona los derechos de imagen de Marc y Alex Márquez, informó del acuerdo que había alcanzado con la empresa VR46 Racing Apparel, propiedad del campeón italiano, para resolver amistosamente los contratos de licencia que les unían y en virtud de los cuales esta última explotaba el merchandising de ambos pilotos. El contrato no era fácil de romper. Pero al final bastó el interés de un tercero, la empresa que a partir de ahora gestionará la mercadotecnia de los dos hermanos, GP Racing Apparels, del Gruppo Pritelli, para desbloquear la situación. Y para evitar que fuera el propio Márquez el que se rascara el bolsillo. El grupo italiano asume los costes.

Márquez también rompe con Drudi, que ya no diseñará sus cascos por estar muy ligado a la imagen de Rossi

Como el acuerdo con el Gruppo Pritelli aún no es oficial, todavía no ha trascendido la duración de los contratos. Pero sí que Márquez lucirá una imagen renovada. Y, a diferencia de lo que se creyó inicialmente, que ya no trabajará más con Aldo Drudi en el diseño de sus cascos, según ha podido saber EL PAÍS. Drudi es el autor de los coloridos diseños de los famosos cascos de Rossi y está muy ligado al italiano. El español no quiere tener nada que ver con ello.

Rossi creó VR46 Racing en 2012 y empezó a hacerle la competencia a la compañía a la que ahora se marchará Márquez —que lleva también a Lorenzo, Iannone, Espargaró o el fallecido Simoncelli, entre otros— y que había gestionado la mercadotecnia del italiano hasta que empezó a hacerlo él mismo. Actualmente VR46 tiene en nómina a un total de 22 pilotos, la mayoría del Mundial de motociclismo, y otras tantas empresas como Yamaha, o incluso equipos de fútbol como el Juventus, con el que firmó un acuerdo de colaboración el año pasado. Claro que ya no podrá vender ni camisetas ni gorras de Márquez, después de él mismo, el piloto que más vende en los circuitos.

VR46 Racing Apparel tiene en nómina a 22 pilotos, la mayoría de ellos del Mundial de motociclismo

Así termina una historia de amor que comenzó en 2012, cuando el catalán todavía corría en Moto2 y no se había medido a Il Dottore en las pistas. Los primeros encuentros se produjeron tres temporadas atrás, cuando el debutante imitó al que fue su ídolo en el famoso sacacorchos de Laguna Seca. Pero lo que fueron risas y bromas se tornaron malas caras este curso, cuando los encontronazos en la pista se volvieron más serios hasta que antes del GP de Malasia saltaron las chispas y Rossi acusó a Márquez de intentar ayudar a un tercero, rival de ambos, Lorenzo, para que ganara el título. En la carrera, el domingo, el italiano sacó de la pista al español de malas maneras y fue sancionado por ello. Terminó perdiendo el Mundial y los papeles.

Y Márquez no se lo perdonó. Desde entonces buscaba la manera de desembarazarse de un contrato que le mantenía atado al que otrora fuera su ídolo y ahora es su gran rival.

Más información