Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los deportistas españoles, ante el virus del zika: “Si fuera más grave se habría aplazado”

Rocío Velázquez y Alberto Arévalo, que irán la semana que viene al preolímpico de salto en Río, reflexionan sobre la amenaza del virus

Rocío Velázquez, en Madrid.

Son los primeros que van a viajar a Río de Janeiro y los primeros que vivirán in situ la preocupación de los deportistas extranjeros por la expansión del virus del zika en Sudamérica. Rocío Velázquez, Alberto Arévalo y Nicolás García, todos nacidos en 1995, se juegan del 19 al 24 de febrero en la Copa del Mundo de saltos un billete a los Juegos de este verano en la especialidad de trampolín de 3 metros. Ante la amenaza del virus y después de que se haya planteado la posibilidad de que algunos deportistas no acudan a la cita olímpica, los tres únicos saltadores con opciones de sellar el pase recibieron este martes algunas recomendaciones para su estancia en Brasil.

“El servicio médico de la federación nos ha indicado que llevemos repelente y ropa larga para salir a la calle”, asegura Velázquez, la gran promesa de este deporte, semifinalista en el Grand Prix de Madrid, donde consiguió la marca mínima para el campeonato de Europa de Londres 2016, y 13ª en el Grand Prix de Rostock, su última prueba antes del preolímpico. “Personalmente me da algo de cosilla, pero no preocupa demasiado porque las instalaciones estarán bastante controladas e iremos bien preparados”.

“Un poco preocupado, sí, porque se está poniendo cada vez más serio. Pero es una oportunidad única y nos han dicho que si fuera más grave se habría aplazado. Estamos a expensas de lo que diga la federación y el comité médico”, apunta Alberto Arévalo, también semifinalista en Madrid. “Estoy deseando ir porque nuestro sueño es participar en los Juegos”. En la federación de natación confirman que los tres acudirán al preolímpico, a no ser que haya una “contraorden” del COE.

“¡No tenía ni idea!”, exclama Ray Zapata, de 22 años. El gimnasta español, de origen dominicano, luchará a partir del 16 de abril en Río por una de las cuatro plazas libres por equipos que otorga billete a los Juegos junto al resto de la selección española, que dirige Fernando Siscar. Los gimnastas todavía no han recibido ninguna información, pero para su viaje aún quedan dos meses.

Zapata es, de momento, el único español en artística que tiene asegurada su participación en los Juegos, gracias al bronce en suelo que consiguió en el Mundial. “Digan lo que digan tenemos que ir para clasificarnos”, suelta espontáneamente el gimnasta, la opción más seria de medallas en un deporte en plena travesía del desierto en España. El equipo nacional se jugará el pase contra Alemania, Francia, Holanda, Ucrania, Rumanía, Canadá y Bielorrusia.

Más información