Selecciona Edición
Iniciar sesión

‘Funeral’ en Mestalla

El 7-0 del Camp Nou convierte la semifinal de la Copa en un amargo trámite para el Valencia, al que la afición da la espalda

Si el reglamento de la Real Federación Española de Fútbol así lo permitiese, Valencia y Barça abrazarían la idea de no disputar la vuelta de la semifinal de la Copa del Rey, decidido el finalista siete días atrás con la goleada endosada por el equipo culé al conjunto che (7-0) en el Camp Nou. En Mestalla (21.00, Canal+ Partidazo) hay en juego poca cosa, un engorroso trámite para ambos equipos. Si acaso, el grupo de Luis Enrique tiene el aliciente de poder superar el récord de 28 partidos invicto que el Barça alcanzó en el Ciutat de València ante el Levante el pasado domingo, igualando el registro conseguido en la temporada 2010-2011 con Pep Guardiola como técnico. “Los números están muy bien si nos acercan a ganar títulos”, volvió a reiterar Luis Enrique, que en Mestalla quiere que su equipo se olvide de la amplia ventaja en la eliminatoria. “Espero que salgamos a ganar y ser competitivos”.

Dos meses de naufragio

29 de noviembre. El Valencia despide a Nuno tras sumar ante el Sevilla su octava derrota en 20 partidos.

2 de diciembre. El club de Peter Lim contrata a Gary Neville, exjugador del United, sin apenas experiencia como técnico.

16 de diciembre. Primera victoria de Neville, en Copa frente al Barakaldo.

3 de febrero. El Barça apabulla al Valencia 0-7 en Copa.

7 de febrero. Neville suma su una nueva derrota, ante el Betisy sigue sin ganar en Liga tras nueve partidos.

El Valencia tiene más preocupación que la honra que pueda suponer vencer a un Barça rebajado y sin Messi y con las piernas de sus futbolistas cargadas por la densidad de un calendario que no da tregua con la bendita autoexigencia del grupo de Luis Enrique de optar a todos los títulos en juego. “La prioridad, siempre lo digo, es el próximo partido”, admite Gary Neville; “Pero no me queda otra que priorizar el partido del sábado [ante el Espanyol en Mestalla] teniendo en cuenta el resultado de la ida”. El técnico del Valencia refrenda sus palabras con la entrada en la convocatoria ante el Barça de hasta siete jugadores del filial, alguno de ellos con la oportunidad de jugar una semifinal de Copa ante el mejor equipo del mundo en la actualidad.

Con todo resuelto, con los abonados teniendo que pasar por taquilla (10 euros entrada única), Mestalla presentará un inusual aspecto, sin apenas público. Para evitar el vacío, un empleado del club pasó un correo electrónico a todos los entrenadores de la cantera comunicando que se suspendían los entrenamientos de hoy por la tarde, conminándolos a que dijeran a todos los futbolistas de la Academia que era conveniente su asistencia para presenciar el partido junto a dos acompañantes que tendrán la entrada gratuita.

En caso de no acudir a Mestalla, no serían convocados en sus distintos equipos el próximo fin de semana. Teniendo en cuenta el horario del partido la medida tomada por Sergio Ventosa, responsable de las categorías inferiores del club, resultó controvertida y tuvo una rápida respuesta del club matizando el comunicado. “La asistencia al encuentro es totalmente voluntaria”, afirman desde la entidad; “No existe ninguna obligación de asistir para los niños y las niñas. Solo se insiste en que, si los padres retiran las entradas, éstas no se queden sin utilizar. Como en todas las ocasiones que la Escuela ha sido invitada, se ha flexibilizado el horario de entrenamientos para que no se solapen con el partido”, aclaran desde el Valencia, que está regalando entradas a distintos colectivos de la ciudad.

#MestallaVacioEnCopa

A pesar de los esfuerzos del cl hashtag #MestallaVacioEnCopa, aconsejando que no se acuda a presenciar la vuelta de la semifinal de Copa como medida de protesta contra el equipo por la humillante derrota sufrida en el Camp Nou y la deriva en Liga, ha empezado a circular por las redes sociales.

Ante los medios, Gary Neville volvió a exhibir su poderosa dialéctica, reiterando que se siente fuerte y con ánimo para revertir la situación del equipo (14º en Liga con 25 puntos, a cuatro de los puestos de descenso). “Soy irrompible”, aseguró el técnico inglés que no quiere que se le pregunte más sobre su posible salida del Valencia por los malos resultados. “Esta es mi rueda de prensa número 30 en 60 días. He dedicado muchas palabras, siempre estamos en un bucle y pienso que el aficionado no quiere palabras. Estoy cansado de escucharme hablar siempre”, se quejó el entrenador inglés, que sigue confiando en sí mismo y esperanzado en revertir la realidad. “Estoy completamente decidido a conseguir ir por la calle y poder mirar a la gente a los ojos y darles lo que quieren: resultados, victorias, juego. Estoy desesperado por cambiar la situación”, sentenció Neville en la víspera de una semifinal de Copa que más parece un funeral en Mestalla.

Más información