Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Bruselas aplaza el castigo al Madrid hasta que haya Gobierno

La Comisión obligará a España a recuperar ayudas de Estado por hasta 25 millones

“El fútbol es pasión, pero también negocio”, suele decir la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager. Los negocios no le han ido mal al Real Madrid en los últimos años; las casas de análisis coinciden una y otra vez en que es el club más rico del mundo. Pero alguna operación le ha salido sospechosamente redonda: Vestager tiene prácticamente cerrada una investigación sobre ayudas de Estado al Real Madrid. Bruselas cree que el club que preside Florentino Pérez se benefició de una permuta de terrenos muy ventajosa con el Ayuntamiento de Madrid: la Comisión obligará a España a recuperar ayudas de Estado por importe de hasta 25 millones de euros, según las fuentes consultadas. Bruselas, sin embargo, ha decidido aplazar el castigo hasta que haya nuevo Gobierno, aseguran fuentes comunitarias.

El resto de casos abiertos

Valencia. Bruselas investiga la concesión de avales por parte del Instituto Valenciano de Finanzas en 2009, 2010 y 2013. Suman 86 millones de euros para financiar la compra del club por parte de su Fundación con un crédito de Bancaja.

Hércules. Aval de 18 millones por crédito de la CAM en 2010.

Elche. Aval de 14 millones por créditos de la CAM y Banco de Valencia en 2013.

Madrid, Barça, Athletic y Osasuna. Privilegios fiscales a los clubes, que por ser fundaciones tributaban con tipos impositivos del 25% frente al 30% aplicable a las sociedades anónimas deportivas desde 1990.

Ese expediente estaba ya casi resuelto en otoño, pero aparecieron nuevos datos que obligaron a reabrir la investigación. Bruselas ha sacado ya sus conclusiones, pero Vestager —exviceprimera ministra danesa y una de las voces más prominentes de la Comisión— cree que en asuntos tan sensibles como las ayudas de Estado al fútbol es preferible que quien reciba ese dosier no sea un Gobierno en funciones. En cuanto esté listo el próximo Ejecutivo, Bruselas aprovechará para cerrar de una vez todos los casos que afectan al fútbol español: ayudas ilegales al Valencia, al Hércules, al Elche y al Real Madrid, y posibles privilegios fiscales para Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao y Osasuna.

La indagación relativa al Real Madrid es un compendio de todos los males que aquejaron a España durante años, y que quedaron al descubierto tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. El Ayuntamiento de Madrid —bajo la alcaldía de Alberto Ruiz-Gallardón (PP)— traspasó al Real Madrid una parcela tasada en 595.000 euros. Pero no llegó a ejecutar esa cesión por un cambio legislativo que lo impedía. Y en 2011 decidió compensar al Madrid con otros terrenos, tras una nueva valoración por importe de 22,7 millones de euros, un 3.700% más que la tasación inicial. “El Madrid parece disfrutar de una ventaja económica”, por lo que podría haber “ayuda de Estado”, según un requerimiento de la Comisión Europea al consistorio. Bruselas encargó tasaciones independientes que arrojaban una diferencia de precio de más de 10 millones de euros: sin importar la calificación del suelo (residencial, deportivo o sin urbanizar) la parcela no vale ni la mitad de lo que dijo el Ayuntamiento para indemnizar al Madrid, según las valoraciones posteriores. Finalmente, la Comisión obligará al Gobierno a recuperar ayudas por un importe de entre 20 y 25 millones, en función de sus propias estimaciones basadas en el expediente, explican fuentes europeas.

Bruselas ha enviado varios cuestionarios al Ayuntamiento para aclarar el caso. En uno de los más recientes, en noviembre de 2015, el Ayuntamiento —ya bajo la alcaldía de Manuela Carmena (Podemos)— defiende la actuación de sus predecesores cuando Bruselas se pregunta por qué el Ayuntamiento no asumió el riesgo de acudir a los tribunales para verificar si estaba obligado a compensar al Real Madrid, informa Bruno García Gallo. La Comisión, que inició el caso bajo el mandato del vicepresidente Joaquín Almunia, se inclina por obligar a España a que recupere ayudas de Estado multimillonarias. Eso sí, cuando el próximo Gobierno esté asentado en La Moncloa.