Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Luis Enrique: “Los culés estamos muy mal acostumbrados con tantas finales”

El técnico alaba la capacidad del Barça para reinventarse y las ganas de los jugadores por alcanzar títulos. Neville piensa en el partido ante el Espanyol

Para Luis Enrique, los récords tienen sentido si sirven para llegar triunfador a la meta. Los objetivos globales son más importantes que los parciales. Nadie reparará en las estadísticas si no se consiguen los títulos. Tanto rebajó el técnico asturiano el once que se vio superado en el terreno de juego en fases del partido por un Valencia también descafeinado, con tres futbolistas del filial en la alineación. El conjunto de Neville mandaba en el marcador desde el minuto 38 con gol de Negredo. En la parte final del encuentro, Luis Enrique miró en el banquillo y refrescó al equipo con la entrada de tres jugadores: el brasileño Douglas y los futbolistas del B Cámara y Kaptoum. El último en entrar, el camerunés Kaptoum, al minuto de ingresar en el terreno de juego, a cinco para finalizar el encuentro, marcaba para los blaugranas. Un gol que sirve al Barça de Luis Enrique para superar la marca de choques invicto, 29 partidos sin perder, desglosados en 23 victorias y seis empates, uno más que el registro conseguido por el Barcelona de Pep Guardiola de la temporada 2010-2011.

“Son cifras que, repito, nos acercan a los títulos, en este caso a una final de Copa. Al final de la temporada veremos si esos números tan buenos significan títulos”, redundó Luis Enrique, feliz por alcanzar una nueva final de Copa, la sexta del Barça en los últimos ocho años. Con el técnico asturiano el Barça no ha faltado a ninguna final. “Muy contento por lo que es jugar una final más. Estamos muy mal acostumbrados todos los culés, toda la afición, solo hay que mirar los números, el número de finales que llevamos en los últimos años. Es muy difícil, muy complicado llegar a la final, uno de los partidos más bonitos de la temporada. Ahora la dejamos aparcada hasta mayo. Lo disfrutaremos diez minutos y pensar ya en el partido de Liga que tenemos”, estima Luis Enrique.

El ambiente frío de Mestalla invitaba a la relajación o dispersión. “Lo que rodeaba el partido era bastante diferente a lo que suele ser una semifinal de partido de vuelta de una Copa del Rey. Era bastante extraño, un tipo de situaciones que se dan muy pocas veces”, declaró Luis Enrique. En el otro bando, Gary Neville no se extendió en demasiadas explicaciones. “Lo positivo del partido ha sido el rendimiento de los jóvenes y que Álvaro [Negredo], consiguió marcar. Las circunstancias del partido eran difíciles, pero hay que aceptar lo que hay”. El técnico inglés agradeció a los aficionados presentes en Mestalla y disculpó a los ausentes. Todo el valencianismo tiene en mente el partido del sábado ante el Espanyol. “El sábado Mestalla estará lleno. Será un ambiente eléctrico”, vaticina Neville.

Respecto a la alineación presentaba, Luis Enrique lo tenía claro. “Lo que me interesaba era dar el mayor número de minutos posibles a los jugadores menos habituales. En general hemos estado bien, en cuanto a intensidad, a lo que pedíamos del partido, la dificultad que tenían los jugadores de afrontar esta semifinal con el resultado tan favorable. He visto al equipo bastante completo”, valoraba el entrenador del Barça que admira la capacidad del club para renovarse y el hambre de los jugadores por alcanzar conquistas. “Asombra la capacidad que tiene este club para reinventarse desde hace ya unos años, para tener una idea clara futbolística y el perfil de jugadores que tenemos es único, diferente y que disfrutan de lo que hacen. Nosotros estamos encantados y les seguimos animando a que sigan haciendo lo que hacen y que sigan disfrutando de lo que es el fútbol y que sigan haciendo disfrutar a los culés”, se enorgullece Luis Enrique, el entrenador de récord.