Selecciona Edición
Iniciar sesión

Juicio a las dos grandes federaciones españolas

El CSD pide al TAD que expediente por corrupción a los presidentes de los organismos que rigen el fútbol y el baloncesto, Villar y Sáez

El Consejo Superior de Deportes ha enviado al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) la documentación que refleja los presuntos tratos de favor que la Federación Española de Fútbol (FEF) dispensó al Recreativo de Huelva en las temporadas 2014-2015 (Segunda A) y 2015-2016 (Segunda B) y al Marino de Tenerife (Segunda B) en la campaña 2012-2013. El mismo camino ha seguido el dosier referente a la Federación Española de Baloncesto (FEB), tras haber imputado su presidente gastos personales a las cuentas federativas. Con estas actuaciones, las dos grandes federaciones del deporte español están a un paso de ser descabezadas por la justicia deportiva tras las actuaciones supuestamente corruptas de sus dirigentes.

 En los dos casos, el CSD solicita al TAD que incoe expedientes disciplinarios además de a los presidentes de ambas federaciones, Ángel María Villar y José Luis Sáez, al vicepresidente económico de la FEF, Juan Padrón, y al secretario general y director económico de la FEB, Luis Giménez Martínez.

Competición adulterada

En el caso del fútbol, el paso dado por el CSD supone el inicio de la cuenta atrás para la inhabilitación de su presidente, Ángel María Villar, una vez que el TAD estudie la documentación. “El CSD ha remitido el asunto al TAD tras haber comprobado la documentación y las alegaciones correspondientes a los casos del Recreativo de Huelva S.A.D. y del Club Deportivo Marino Tenerife-Sur. Del análisis de dicha información se desprende que la actuación federativa ha podido ocasionar un agravio comparativo y un menoscabo del principio de igualdad de los clubes al adulterar gravemente la competición, lo que pondría en cuestión la imparcialidad de los responsables federativos a la hora de tratar a sus asociados”, reza el comunicado del CSD, que añade: “Igualmente podría constituir una actuación para eludir el cumplimiento de la propia normativa de la RFEF (artículos 49.1 y 192.1 párrafo cuarto del Reglamento General de la RFEF en el caso del Recreativo de Huelva S.A.D; y artículo 192.2 g) del Reglamento General de la RFEF para lo concerniente al Club Deportivo Marino Tenerife-Sur)”.

Además, Villar ha podido incurrir en el delito de administración desleal y malversación de fondos. Los libros de cuentas del Recreativo a los que ha tenido acceso EL PAÍS confirman el trato de favor que la Federación dispensó al club andaluz antes de que comenzara la presente temporada en Segunda División B. El 24 de agosto de 2015, el organismo que preside Villar financió a través del Comité Nacional de Entrenadores (CNE) a la entidad onubense para que esta saldara una deuda con su anterior cuerpo técnico, encabezado por José Luis Oltra por valor de 216.134,58 euros. La maniobra posibilitó al club decano del fútbol español tramitar las licencias federativas que le permitieron iniciar la competición en Segunda B.

Villar y su vicepresidente económico, Juan Padrón, son señalados por fuentes federativas como los directivos que negociaron con Pablo Comas, representante de los máximos accionistas del club, el préstamo con pagarés de dudosa solvencia, algunos de los cuales ya habrían sido devueltos.

Según estas mismas fuentes, Comas se reunió con Villar en el despacho de este último, comunicado internamente con el de Padrón, para tratar el asunto y diseñar la estrategia para ayudar al Recreativo a saldar la deuda con Oltra. Otras fuentes federativas indicaron a este periódico que el pago a Oltra y su cuerpo técnico mediante talonario fue ordenado por Padrón y que fue realizado por el Comité Nacional de Entrenadores. Esto también supuso bordear el embargo que la Agencia Tributaria había ordenado sobre el club onubense y del que era consciente la Federación. En este caso, el deterioro del patrimonio federativo puede verse incrementado si el Departamento de Recaudación de Hacienda considera a la FEF, como aseguran fuentes fiscales, responsable solidaria de ese pago y obliga a ingresar en las arcas públicas el dinero pagado a Oltra.

La prueba de que el Recre fue financiado está reflejada en el aumento de la deuda del club con la FEF. Hasta la fecha de los pagos, el 24 de agosto, el club debía a la Federación 466.448,12 euros, cantidad que pasó a 682.582,70 euros. La diferencia coincide con los 216.134,58 euros prestados para pagar a Oltra y su equipo.

En esta misma temporada, la Federación también permitió al Recreativo competir pese a no depositar el aval para garantizar los pagos a los jugadores. Comas se comprometió a entregarlo o a ofrecer otro tipo de garantías antes de que finalizara 2015, pero tampoco cumplió. Con el reciente historial de impagos, el Recreativo fue financiado y se le admitieron garantías de pago dudosas.

En la temporada 2014-2015 el Recreativo compitió en Segunda A pese a que no había saldado a 30 de junio una deuda con la Federación de 140.000 euros que no fue garantizada antes de que se inscribieran las fichas.

El Marino de Tenerife, ciudad de Padrón, también habría contado con la ayuda federativa en el curso 2012-13 al saldar una deuda con jugadores que formaron parte de su plantel en la temporada 1992-1993. El Marino pagó a través del sindicato de futbolistas (AFE) esa deuda y esto permitió al club tinerfeño competir en la temporada mencionada.

En lo concerniente al baloncesto, el CSD ha solicitado la apertura del expediente “sin que este paso obstaculice el normal desarrollo de la auditoría que se está realizando a las cuentas de la FEB. El CSD estima que la imputación de gastos particulares a las cuentas de la Federación, aunque hayan podido ser compensados con posterioridad, podría suponer una incorrecta utilización de los fondos federativos”. A principios de diciembre se conoció que dentro del presunto uso indebido de los fondos de la FEB existían facturas sin justificar por un importe superior a los 60.000 euros entre 2006 y 2010 y, posteriormente, el desvío de subvenciones del CSD para proyectos como la Casa de España en Dakar. Sáez, de baja médica durante este tiempo, retomó ayer el cargo y anunció la convocatoria de unas elecciones anticipadas a las que no se presentará tras más de 11 años en el cargo.

Más información