Selecciona Edición
Iniciar sesión

¿A dónde corre Yulieski Gourriel?

La fuga del pelotero cubano es una novela de espías. La última pista es que está en Haití

¿Dónde está el beisbolista cubano que vale 100 millones de dólares? Después de dejar boquiabierta y frustrada a Cuba al escaparse en Santo Domingo del hotel de su selección, el paradero del mejor pelotero que quedaba en la isla y por el que se afilan los colmillos los grandes equipos de Estados Unidos, Yulieski Gourriel, de 31 años, es como un enigma de novela negra.

Las últimas informaciones lo sitúan en Haití, a donde habría cruzado desde la República Dominicana después de su evasión nocturna el lunes de madrugada. El crack del béisbol, hasta ahora orgullo nacional del deporte cubano, nombrado en la isla mejor deportista del 2015, se fue a hurtadillas del hotel llevándose con él a su hermano Lourdes, de 22 años, una de las grandes promesas del béisbol cubano. Llevándose presente y futuro del deporte más amado en la Gran Antilla.

El hotel del que huyeron los hermanos Gourriel en Santo Domingo. EFE

La otra pista sobre lo sucedido la ha dado el embajador de Cuba en la República Dominicana, Carlos de la Nuez. El diplomático ha denunciado públicamente que existen pruebas de que a los Gourriel los ayudó a escapar un militar de la Fuerza Aérea Dominicana llamado William Solís. Desde que se supo de la fuga de los hermanos, trascendió que se habían ido subiéndose a una camioneta con distintivo militar. De la Nuez ha afirmado que hay un vídeo que prueba la presencia de Solís en el hotel el día de la deserción de los talentos cubanos. También los habría visitado otro día, antes de la fuga, en el mismo hotel. El Gobierno de Cuba ya había comentado que durante las jornadas en las que la Selección estuvo concentrada en Santo Domingo para jugar la Serie del Caribe, varios personajes vinculados al "robo de atletas" habían estado rondando ("asediando", en sus palabras) a los peloteros cubanos.

Yulieski Gourriel era material valioso. Deportivo, simbólico y económico. La presión de Cuba para saber lo que ocurrió, y las revelaciones del embajador De la Nuez, han hecho que el Gobierno dominicano haya puesto en marcha una investigación del Ministerio de Defensa y de sus órganos de inteligencia para averiguar si en efecto uno de los suyos fue complice del vuelo de los Gourriel.

Otro ribete más del caso lo ha aportado El Nuevo Herald, periódico con sede en Miami, que ha revelado una cita secreta de Gourriel en junio de 2015. Según la investigación del diario el beisbolista se encontró en Panamá con el rey de los bisnes de compra y venta de beisbolistas en Estados Unidos, Scott Boras. El dato se trenza con el hecho también conocido de que el padre de los Gourriel, Lourdes, leyenda viva de la pelota cubana, estuvo en 2015 en Miami oyendo ofertas de clubes ansiosos por contratar a su chico de oro. Se espera que el paso final de los hermanos Gourriel sea volar a Estados Unidos, pero de momento la historia de intriga permanece en su capítulo del Caribe.

Más información