Selecciona Edición
Iniciar sesión

Zidane: “No voy a arriesgar con Bale, le quiero al 100%”

El técnico francés confirma la recaída del galés, con el que no contará hasta que se recupere de forma completa

Nada ni nadie parece capaz de borrarle la sonrisa a Zinedine Zidane desde que llegara al banquillo del Real Madrid. El francés la esboza para sortear cualquier tema complejo que es capaz de tornar en un mensaje optismista con una facilidad pasmosa. Incluso lo hace con la lesión de Bale, su reciente recaída y su misteriosa e indefinida recuperación. “Siempre que hay una lesión preocupa un poco, pero creo que va a mejor cada día. No voy a decir cuándo volverá a entrenar pero al final llevará un poco más de tiempo. Lo que queremos es a Bale al 100%”, ha reconocido el técnico. El galés, que se lesionó el sóleo derecho hace ya prácticamente un mes en el partido frente al Sporting, ha sufrido una recaída que le dejará, por lo pronto, fuera de la ida de octavos de la Champions ante la Roma.

Zidane no quiere oír ni hablar de plazos y ha emplazado la vuelta de Bale a una recuperación completa. “No voy a arriesgar. Le quiero al 100%. Si un jugador está molesto es normal que pueda tener una recaída. Bale se ha resentido de una molestia, no hay que darle más vueltas. Es un jugador importantísimo pero no voy a arriesgar si tiene molestias. Anímicamente está bien y eso es lo más importante. Quiere jugar pero hay que tener tranquilidad. Yo quiero a Gareth al 100%, no a 80 o 85%”, ha afirmado Zidane, quien no ha descartado a Marcelo para el partido en Roma: “Está descartado para este sábado, después veremos su evolución. Ya está mejor. No vamos a arriesgar nada pero veremos día a día su evolución. Dependerá de sus sensaciones”.

Con miras a ese partido, Zidane ha anunciado la llegada de rotaciones. El francés dará descanso a Isco, titular desde su llegada, para premiar el trabajo y las buenas actuaciones de Kovacic. El joven croata será titular frente al Athletic en un partido en el que el recambio de Marcelo es aún una incógnita. “Mañana veréis quien juega de lateral izquierdo. El que sí empezará de titular es Kovacic en lugar de Isco, que descansará” ha desvelado el entrenador, que intentará mantener su idilio con un Bernabéu al que ha devuelto la esperanza. “Lo que más feliz me hace es saber que tengo al público a mi lado. La afición es muy importante para los jugadores y ellos lo saben. Queremos darles alegrías. Les pido que sigan detrás de nosotros y llegarán las alegrías al final de temporada”.

De momento, con el francés, el equipo les regala goleadas y buenas actuaciones. Algo, que, sin embargo, no son capaces de conseguir lejos del Bernabéu, cosa que no preocupa en exceso a Zidane. “Ojalá podamos repetir lo que hemos hecho en casa, pero cada partido es diferente. Es cierto que fuera nos ha costado un poco más. Ahora empezaremos a jugar cada tres días y esa es mi mayor preocupación. Tenemos que dar lo máximo y prepararnos para el partido ante la Roma”.

Los temas extradeportivos los esquiva con la misma sutileza que a los rivales en su época de jugador. A Zidane solo le importa lo futbolístico y, preguntado sobre una teórica final de Copa en el Bernabéu, ha tirado de lógica para desmarcarse. “Es normal que los madridistas no quieran ver al Barcelona en su campo. Es complicado pero es un tema del club. A mí me importa lo que hacemos durante la semana y el partido de mañana”. Este sábado, ante el Athletic, y especialmente el martes en Roma, Zidane se juega mantener el ambiente idílico instaurado en el Real Madrid desde su llegada.