Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Una final de Copa inédita que apunta al Vicente Calderón

Sevilla y Barcelona pedirán a la Federación el Santiago Bernabéu, pero ambos esperan la negativa del Madrid a ceder su estadio

¿Cómo vamos a jugar la final en el Camp Nou? Eso no tiene sentido. Sin ninguna duda elegiríamos el Santiago Bernabéu”. Son las palabras de José Castro, presidente del Sevilla, finalista de la Copa, nada más lograr la clasificación para la 13ª tercera final del club en la última década. Solo minutos después de que se confirmase la disputa de la inédita final copera entre Sevilla y Barcelona se inauguraba el tradicional sainete que rodea todos los años al fútbol español en torno a la sede de la final de la Copa. Este año, además, todavía no se sabe si el encuentro se jugará el sábado 21 o el domingo 22 de mayo. El motivo, que el Sevilla disputa la Liga Europa y podría acceder a la final de la competición, el 18 de mayo en Basilea, con lo que la final de Copa sería el domingo 22 de mayo.

El Sevilla desea jugar la final en el Santiago Bernabéu, pues a la equidistancia de Madrid con Barcelona se une la capacidad de un estadio (81.000 espectadores) que permitiría el desplazamiento masivo de sus abonados. “Nos reunimos la semana que viene con el Barcelona y la Federación y pediremos el Bernabéu, ideal para que se desplacen nuestros abonados y sus familias”, añadió Castro. No obstante, al Sevilla le ha llegado de forma extraoficial que el Madrid se negará a ceder su estadio para la final, por lo que la Federación propondrá el Vicente Calderón. El Atlético ya ha ofrecido su estadio. En última instancia, el Sevilla se conformaría con jugar la final en Mestalla, Valencia, si el Barcelona pusiera pegas a jugar en el Vicente Calderón.

“Madrid es un sitio bueno y el Santiago Bernabéu es el campo con más espectadores, lo que es bueno para que nuestra afición viaje en masa”, añadió Monchi, el director deportivo del Sevilla y auténtico puntal de los éxitos del club andaluz. Monchi es el único gran protagonista del Sevilla que permanece en el club desde 2006.

Tres finales de Copa, cuatro de Liga Europa, cuatro de Supercopa de Europa y dos de Supercopa de España ha alcanzado el Sevilla desde mayo de 2006, con ocho títulos logrados (cuatro de Liga Europa, dos Copas del Rey, una Supercopa de Europa y otra de España). Al mismo tiempo, se clasificó cuatro veces para disputar la Liga de Campeones. “Nuestro éxito radica en saber reinventarnos cada temporada”, proclamaba el propio Monchi cuando se le pregunta por la década gloriosa que disfruta el Sevilla. Una entidad cuyos máximos accionistas son andaluces y sevillistas y que crece gracias a las plusvalías generadas por la política de su dirección deportiva: vende caro y compra barato a buenos futbolistas que se hacen grandes en el Sevilla. “También influye que ganas y los futbolistas quieren venir a este equipo que gana cosas”, culmina Monchi. Al acierto en los fichajes se une también el trabajo que la entidad realiza con su cantera, dirigida por Pablo Blanco.

“Antes en China”

La temporada pasada ya registró la anomalía de disputar la final en el Camp Nou, el estadio de uno de los dos finalistas, el Barcelona, que no llegó a un acuerdo con el Athletic Club en cuanto a la elección de la sede. La Federación decidió. “Estoy seguro de que el Sevilla y el Barcelona se van a poner de acuerdo en cuanto a la sede y lo del año pasado no ocurrirá”, afirmó Castro. “Espero que la final de Copa no sea como el año pasado en el Camp Nou. Antes prefiero jugar en China que allí. Ojalá no se caiga en la injusticia de jugar en Barcelona porque sería darles más ventaja a ellos. Sería como darles un segundo Messi”, explicó el entrenador del Sevilla, Unai Emery, nada más eliminar al Celta. El Barcelona, aunque no se ha pronunciado de forma oficial, apunta también al Santiago Bernabéu. Así se desprende de las declaraciones de Carles Vilarrubí, vicepresidente segundo azulgrana, tras eliminar al Valencia: “Queremos el estadio más grande posible para nuestros aficionados y los rivales”.

“Siempre se le reclama a la Federación que designe un campo para jugar la final, pero creo que hay que ser flexibles para que se dispute donde se crea conveniente y donde mejor venga a los clubes”, terció Vicente del Bosque, seleccionador nacional. “Todo el mundo debe ayudar a que la Copa de España tenga el mayor eco posible, porque representa al Rey y España. Ante eso hay que ser generosos”, cerró.

Más información