Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Juve se sube a la cima

Los ‘bianconeri’ derrotan al Nápoles con un gol de Zaza a dos minutos del final del partido

Zaza celebra junto a Evra el gol del triunfo frente al Nápoles. REUTERS

Había aroma a gran partido en el Calcio. Se citaban el líder, el Nápoles, y su perseguidor, la Juventus. Un duelo nostálgico, déjà-vu de los años 80, cuando se enfrentaban en el viejo Delle Alpi Maradona y Platini. Ahora, sin El Pelusa ni el francés, los focos apuntaban a Higuaín y Dybala. Sin embargo, el poder goleador de los delanteros argentinos se extravió en la fortaleza italiana: la defensa. El empate parecía una condena irremediable hasta que, a dos minutos del final, Zaza clavó un bombazo desde el balcón del área, que dejó a la Juve en la cima de la Serie A.

El Chelsea de Pedro

Con dos goles de Pedro Rodríguez y tantos de Diego Costa, William y Bertrand Traoré, el Chelsea venció a un inofensivo Newcastle, que se metió en la zona de descenso. El cuadro de Londres, por su parte ascendió hasta la duodécima posición en la tabla.

La Juventus renegó de su DNI y de su condición de anfitrión. Acusó Allegri la baja de Chiellini y cambió la táctica, de su 3-5-2 habitual al 4-4-2. Los bianconeri se acorralaron cerca de Buffon y le cedieron la iniciativa a los chicos de Sarri. No se achicó el Nápoles, que controló el balón pero le costó profundizar por las bandas con Callejón e Insigne. Tampoco Hamsik supo cómo encontrar un puente para conectar con Higuaín. El exariete del Madrid nunca pudo romper el muro que plantó la defensa de la Juve, demasiado preocupada por no perder de vista al Pipita.

Tampoco hubo noticias de Dybala, quizás en su primer gran partido desde que aterrizó en Italia, pasó por desapercibido en el Juventus Stadium. El argentino no pudo tomar el timón de la Vecchia Signora, y Pogba, recostado sobre el ala izquierda, andaba más preocupado por recular que por atacar. Sin novedades de los chicos de botas finas, el miedo a perder lo rompió el actor menos esperado: Zaza. El delantero, que reemplazó a Morata, venció a Reina con un tremendo zurdazo y la Juve, que consiguió su decimoquinta victoria consecutiva, barrió al Nápoles de la punta.