Neville: “Hemos sentido alivio”

El técnico del Valencia celebra su primera victoria en Liga y justifica el regreso de Alves por su “experiencia”

Al décimo partido en Liga dirigiendo al Valencia, Gary Neville pudo celebrar su primera victoria, para respiro del valencianismo y de su persona, peligrando su cargo en el caso de no haber solventado con remontada el encuentro con el Espanyol. “Al final hemos sentido alivio”, reconoció Neville matizando que “no es una noche para celebrar. Esperamos que la victoria nos dé la confianza”, reconoció Neville que al final de su comparecencia anunció que Pako Ayestarán se incorpora al cuerpo técnico del Valencia, encargándose se entiende de la parcela física, sin que signifique un menosprecio para los que forman la dirección del equipo. Ayestarán fue auxiliar de Rafa Benítez en el mejor Valencia de la historia, de la temporada 2001-2004, logrando para el club dos Ligas y una UEFA.

No escondió Neville la intranquilidad vivida durante todo el partido y al final. “Hemos sufrido pero hemos logrado el resultado. Eso es lo importante”, esgrimió el técnico inglés restando importancia al cómo se consiguió la victoria. “El fútbol no es solo el juego”, argumentó Neville asumiendo que el apoyo de Mestalla fue fundamental. “La afición ha sido importante, sobre todo cuando el equipo ha estado abajo en el marcado. Sabía que el ambiente iba a ser fantástico”, se felicitó Neville que también agradeció el gol de Cheryshev que certificó la remontada en un partido “demasiado descontrolado y emocional”.

Se la jugó Neville con el regreso de Diego Alves a la portería tras una larga convalecencia de nueve meses. “Había riesgo. Pero Alves llevaba semanas pidiéndome jugar. Necesitábamos experiencia y veteranía. No tiene que ver nada la decisión con Jaume o Ryan”, se justificó Neville.

Constantin Galca, con el rostro serio, no encontró explicación a la falta de gol de su equipo, según el entrenador rumano el motivo de que el Espanyol se marchase de vacío de Mestalla, a su parecer, merecedor de la victoria. “Hemos tenido ocasiones muy claras. El equipo ha dado la cara, ha luchado. Sabíamos lo que nos jugábamos. Estoy contento por el juego y la actitud. Lo negativo ha sido que no tenemos acierto”, explicó desconsolado Galca.

La derrota en Mestalla puede tener como consecuencia el despido de Galca que tan solo ha logrado cinco puntos de 27 posibles desde que se hizo cargo del Espanyol, empeorando los números de su predecesor, Sergio González. “Soy un luchador y voy a luchar”, reiteró el técnico del Espanyol que no quiso valorar si creía merecer seguir en el cargo. “Es una cuestión de la directiva”, se limitó a decir. A su entender, el Espanyol fue más pragmático. “El equipo ha sido competitivo, teníamos que jugar de manera más práctica. Hemos dado la cara. No hemos tenido acierto de cara a la portería”, reiteró Galca al que se le oscurece su futuro en el Espanyol cuya única alegría para la afición perica con el entrenador rumano ha sido el empate conseguido ante el Barça en Cornellà-el Prat.