Selecciona Edición
Iniciar sesión

Neymar: “El penalti era para mí”

El delantero brasileño reconoce que él era el destinatario de la pena máxima y no Luis Suárez

Rueda de prensa de Luis Enrique. A

Cuando Messi preparó el balón en el punto de penalti, los aficionados esperaban poder celebrar su gol 300 en Liga. Pero el argentino regateó a toda lógica y regaló el balón a Suárez, que llegó como un tren y consiguió su tercer gol. La jugada, a pesar de la sorpresa, estaba preparada. “Lo habíamos entrenado Messi y yo. Era para mí”, reconoció Neymar con una media sonrisa. “Suárez estaba más cerca y se ha metido, así que la jugada ha salido bien”.

No todos conocían las intenciones de los delanteros. Jordi Alba negó saber que el penalti acabaría así y dio el mérito a Messi. “Leo inventa siempre cosas y le ha salido perfecto una vez más”. Alves sí conocía los propósitos del tridente, aunque advirtió de sus consecuencias. “Si sale bien, divino; si no, quedas retratado”, reconoció el lateral. El brasileño se fue enfadado cuando Aleix Vidal le sustituyó en la segunda parte, pero aseguró que el motivo era su mal partido.

Enfado vigués y homenaje a Muriel Casals

El palco del Camp Nou fue doblemente noticia porque recordó a Muriel Casals, diputada de Junts pel Sí y expresidenta de Òmnium Cultural, fallecida el domingo a los 70 años tras ser atropellada por una bicicleta. Se dispuso un asiento vacío, cubierto con una tela negra, y se leyó un texto en su recuerdo.

La directiva del equipo vigués, que no asistió a la habitual comida con la del Barcelona, no hizo acto de presencia en el palco, expresando así su protesta por el fichaje del joven de 13 años de origen etíope Anwar Mediero, una de las promesas del Celta, que en enero debutó con el infantil del Barça.

Jordi Mestre, vicepresidente deportivo del Barcelona, habló sobre el desencuentro entre ambas directivas: “Nunca nos habíamos encontrado con esta situación, pero ya nos avisaron en el partido de ida de que actuarían así. No entendemos esta actitud, porque a nosotros también nos pasa, por ejemplo, con el Arsenal. Pero están en su derecho y no tenemos mucho más que decir. Al final, la decisión la tomaron los padres, que vieron el proyecto de La Masia y decidieron que su hijo viniera a vivir con nosotros”, explicó el directivo azulgrana.

A pesar de las suspicacias y de que fueron preguntados al respecto, los jugadores del Celta parecieron tomarse la ejecución con deportividad. “Duele más el gol que como tiraron el penalti”, aseguró Cabral. Su compañero Planas, formado en La Masia, reconoció que el vestuario no estaba ofendido, pero pidió ver el penalti de nuevo “por si Suárez se adelanta”.

El técnico celtiña, Eduardo Berizzo, se fue orgulloso del esfuerzo de sus jugadores. Lamentó el número de tantos recibidos y celebró haber disputado el partido “de tú a tú durante una hora”. Sobre el penalti, empezó: “Está ejecutado de forma diferente”. Acto seguido disculpó el proceder de Suárez, Messi y Neymar. “La delantera del Barça siempre ha dado muestras de jugar de la misma manera y ser respetuosa. Cada uno marca como puede y como quiere”. Sobre la lambretta de Neymar, el entrenador recordó que el brasileño las intenta “con cualquier resultado”.

Su vecino de banquillo, Luis Enrique, admitió: “Sabía por dónde iban los tiros”. Y avanzó que el penalti “legal”, como lo calificó, traerá polémica. “Este es un país donde está más aceptado un patadón que una filigrana. Ya sabemos de dónde viene”. El técnico aseguró: “De haberlo intentado, yo me habría caído”.

A pesar de la lógica comparación con Cruyff, Iniesta realzó el valor de Messi: “No necesita homenajear a nadie porque él es un homenaje al fútbol. Como Leo no hay nadie”.

Más información