Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Justicia brasileña embarga un yate y un avión de Neymar

El tribunal investiga una supuesta evasión de impuestos del jugador

Captura de la cuenta de Instagram de Neymar. Quality

La Justicia Federal de Brasil bloqueó el lunes varios bienes de Neymar por un supuesto caso de evasión de impuestos. El juez federal investiga si, en su contratación por parte del FC Barcelona en 2013, los contratos fueron falsificados para que el jugador recibiese el dinero como persona jurídica y no persona física, con lo que habría pagado menos impuestos. La Hacienda brasileña sospecha que Neymar omitió de su declaración de la renta pagos por servicios de publicidad, derechos de imagen y otros contratos firmados con Barcelona y otras empresas entre 2011 y 2013.

Entre los bienes embargados están incluidos un yate, un avión privado y algunas propiedades inmobiliarias del jugador, según el periódico O Estado de S. Paulo. Neymar puede recurrir la sentencia.

La decisión del juez es una consecuencia del bloqueo de 188 millones de reales (aproximadamente 42 millones de euros) que la Justicia brasileña determinó en septiembre de 2015, y que fue confirmada la semana pasada, para garantizar el pago de los impuestos que el jugador supuestamente evadió entre 2011 y 2013. Hacienda exigía que el delantero paguase cerca de 63,6 millones de reales (unos 14 millones de euros) en impuestos no declarados, aunque ahora ha subido la multa a 192 millones de reales, debido a los intereses y a una multa del 150% que aplica el Fisco cuando hay sospecha de fraude.

Este episodio es solo un tropiezo más en la enrevesada contratación del brasileño por parte del Barcelona. En España, el delantero también ha tenido problemas judiciales por los mismos contratos. La Audiencia Nacional ha imputado a Neymar por estafa y corrupción entre particulares después de que el fondo DIS, que poseía parte de los derechos económicos del jugador le denunciara. El brasileño acudió a la Aundiencia el 3 de febrero para prestar declaración.

La investigación de la Audiencia Nacional es paralela a la abierta por fraude fiscal por la misma operación, en la que también estan imputados el expresidente del Barcelona, Sandro Rosell, que dimitió por este caso, y su sucesor en el cargo, Josep Maria Bartomeu. La Audiencia achaca un fraude de 13,02 millones de euros en el fichaje del delantero brasileño.

 

Más información