Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Helguera: “Isco no me está convenciendo; James tiene más gol y más pase”

El futbolista, que jugó una temporada en la Roma y se enfrentó a los italianos seis veces con el Madrid, analiza el cruce de octavos

"Yo lo tenía muy claro", dice Iván Helguera, "mi sueño era jugar en el Real Madrid. Se lo decía a todo el mundo. Evidentemente, nadie me creía, pero yo me veía jugando en el Madrid. Cuando jugué en la Roma compartía habitación con Totti porque éramos los más jóvenes. Yo tenía 21 y él 20. Una vez le dije: 'Mira, yo lo que quiero es jugar en el Madrid'. Él se asombró. '¿Pero cómo piensas llegar a jugar en el mejor equipo del mundo si no eres titular en la Roma?', me preguntó. 'Mira', le expliqué, 'lo tengo claro desde pequeño. ¡También me decían que nunca llegaría a ser futbolista y estoy jugando en la Roma!".

Ningún jugador ha tenido una relación más estrecha con el Madrid y la Roma que Helguera (Santander, 40 años). No solo militó en los dos equipos — la temporada 1998/99 en el equipo italiano y las ocho siguienes de blanco—sino que disputó tres cruces de fase de grupos de Champions contra los italianos, con un saldo de cuatro victorias, un empate y una derrota. Retirado del fútbol, vive en Madrid, se ha sacado el carné de entrenador y de director deportivo, y comenta partidos en Onda Cero. La semana pasada analizó con pasión indisimulada el cruce de octavos de Champions que enfrentará hoy a los dos clubes de su vida.

Identidad. "A la Roma la compraron unos inversores extranjeros y está en un proceso similar al del Valencia o el Espanyol. Son equipos que han perdido la identidad que tenían. Recuperar los valores es complicado. El equipo no tiene un gran núcleo de italianos. Totti, De Rossi, Florenzi y la afición han preservado algo del viejo espíritu pero se ha desgastado. El club no ha fichado jugadores con la misma ilusión de los veteranos".

Actitud. "Todo en esta eliminatoria dependerá del Madrid. El problema del Madrid fuera de casa es que sale a ver qué pasa. El equipo reacciona según lo que suceda en el partido. Actúa en función de lo que se encuentra. No sale como en el Bernabéu. Ese es el mayor problema. No saben si quieren tener el balón, si quieren atacar, si quieren defender".

A la Roma le pasa como al Valencia, son clubes que perdieron la identidad que tenían

Spalletti. "La vuelta de Spalletti a la Roma se esperó desde el momento en que se fue. Pero ahora regresa a un equipo distinto. Yo creo que con mejores conceptos futbolísticos. Rudi García implantó buenas ideas; le gustaba tocar más el balón, llegar de otra manera a posiciones de ataque. Si Spalletti intenta cambiar creo que será para peor. La Roma siempre fue un equipo ofensivo".

Pjanic. "Sin Totti, que tiene 39 años, en la Roma no hay un jugador referencia. Pjanic tira todas las faltas pero no me parece que tenga la personalidad de los líderes. No es de los que piden el balón como Totti, para cargarse el equipo. Si eres un gran equipo, si tienes un gran grupo y las responsabilidades se administran entre todos, a veces los líderes no son tan necesarios".

Modric y Kovacic. "Modric es el jugador que más ha mejorado sin Benítez. Dice Zidane que debe llegar más a gol. Pero yo me pregunto: ¿quién le pasa el balón a Modric cuando hace el gol al Granada? ¡Kovacic! Con Kovacic hay un equilibrio que solo con Modric y Kroos es difícil de mantener. Son dos mediapuntas, dan muchos apoyos, pero no roban balones y no cubren campo cuando ataca el rival. Kovacic tampoco es mediocentro pero ya con tres hombres abarcas más mediocampo. Pierdes vistosidad en ataque, pero creas más peligro".

Kroos y Modric. "Si el Madrid tuviera a Makelele y a Redondo podría jugar con Cristiano, Benzema, James e Isco sin problema, liberando los laterales. Hay especialistas que te pueden aguantar el medio del campo. Pero Kroos y Modric no son así. Necesitan un tercero. Incluso a la hora de sacar el balón. Tú marcas a Modric y a Kroos y ¿quién inicia el juego? Necesitas que bajen James o Isco porque no les llega el balón. Los obligas a elegir: o se quedan desconectados o bajan a recibir a riesgo de estorbarse, porque sin espacios les cuesta moverse. Entonces pierdes hombres valiosos para atacar y le resuelves un problema a la defensa rival".

Marcelo y Carvajal. "Creo que cuando el Madrid juega con un solo enganche, como James contra el Athletic, puede moverse con más facilidad para recibir. Si juegas con dos, como con el Granada, necesitas una gran coordinación. Si juegas con James, que no se siente cómodo en la banda, y pones a Isco a pierna cambiada, y con Cristiano, que solo piensa en el área, acaban amontonándose. Todo es medio, medio, medio... No hay espacios. ¿Quién destaca ahí? Siempre Carvajal o Marcelo, que encuentran espacios por los carriles. La suerte del Madrid es tener estos laterales".

Todo es medio, medio, medio… No hay espacios. ¿Quién destaca ahí? Siempre Carvajal o Marcelo

James, Isco y Zidane. "El problema de James no es que esté mal físicamente. Es que en este esquema de 4-2-2-2 es difícil que encuentre espacios. James tiene más gol y más pase que Isco. Isco no da pases de gol, no mete goles, no va de cabeza, no roba balones. No me está convenciendo. Me gusta que sea creativo pero para desequilibrar. Él podría dar mucho más pero como el Bernabéu le aplaude por hacer una croqueta... ¿En qué acaban sus jugadas? Le pasaba muchas veces a Zidane. Yo como defensa le veía hacer un gesto maravilloso, pero se recreaba, y estábamos en un contragolpe y al otro lado había uno de los nuestros solo. ¡A veces hay que pasar rápido el balón para que al contrario no le dé tiempo a colocarse! A Isco le ocurre algo parecido y Cristiano y Bale necesitan el pase rápido. Ahora mismo en el Madrid nadie tiene dos toques. Nadie piensa así. Kroos un poco, pero juega por delante de los centrales. James también tiene esa velocidad pero los balones no le llegan con claridad y da la impresión de que nadie le ha explicado que debe jugar a dos toques y llegar".

Especulación. "El Madrid no debería especular porque es muy superior a la Roma. La Roma es un equipo especulador y puede resultar un partido odioso y peligroso. Si la Roma saca un buen resultado puede volverse muy complicado porque en el Bernabéu no creo que haga concesiones en defensa".

Más información