Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Irán prohíbe la entrada de mujeres al Circuito Mundial de Vóley Playa

La FIVB ha achacado a "malentendidos" el veto a las mujeres, que era una condición previa para que Irán organizara el torneo

La Federación Internacional de Voleibol (FIVB) ha achacado a "un pequeño malentendido con el personal de seguridad" que se les haya prohibido a las mujeres acudir como público a un torneo internacional de voley playa que se celebra esta semana en Irán, a pesar de que ésta había sido una condición de la FIVB para otorgar al país la organización del evento.

El portavoz de la FIVB, Richard Baker, ha dicho que "hubo algunos malentendidos con respecto a la seguridad" durante los partidos de este martes y que las mujeres podrían entonces ver los partidos desde una cafetería con vistas a la pista central. Ha agregado que la federación iraní "tiene las mejores intenciones pero hay cuestiones culturales."

La organización no gubernamental Human Rigths Watch (HRW) ha criticado la decisión de Irán. En un comunicado, ha dicho que la decisión, tomada en contra de las promesas previas, "es un decepcionante paso atrás en el acceso igualitario de las mujeres de los eventos deportivos".

Pese a que una prohibición oficial que data de 2012 impide a las mujeres acudir a los partidos de voleibol, la FIVB anunció el 7 de febrero que había recibido garantías del Open de la Isla de Kish de que "el evento estará abierto a seguidores de todas las edades y sexos".

El anuncio de la FIVB fue aplaudido por activistas pro derechos de las mujeres en Irán, si bien adelantaron que, hasta que la prohibición no sea levantada, las mujeres que acudan a estos eventos se arriesgan a ser detenidas.

"Las valientes mujeres iraníes que creyeron las palabras de la FIVB vieron como no se les dejaba entrar. Se trata de un ojo morado para el deporte del voleibol, y un paso atrás para los derechos de las mujeres en Irán", ha dicho la directora de iniciativas globales de HRW, Minky Worden.

"Este lamentable episodio subraya las fallas de la estrategia de la FIVB respecto al Gobierno iraní, y contradice sus afirmaciones de que todos los seguidores iraníes serían bienvenidos", ha agregado.

La prohibición llamó la atención en todo el mundo en junio de 2014, cuando la mujer iraní-británica Ghoncheh Ghavami y varias mujeres más fueron arrestadas cuando intentaron acudir a un partido de voleibol en Teherán. Ghavami fue acusada de "propaganda contra el Estado” y tuvo que pasar cinco meses en la prisión de Evin.

Más información