Selecciona Edición
Iniciar sesión

Messi da cuerda al contador del Barcelona

El delantero marca su gol 301 en la Liga y el 10.000 oficial del club azulgrana

La voracidad ilimitada de Lionel Messi se explica con su fútbol de quilates, títulos y números, y se subrayó de nuevo en El Molinón. Dos goles suyos valieron para descifrar al Sporting y, de paso, para remarcarle en el olimpo azulgrana. También para darle cuerda al contador del equipo, que amplía el récord de invencibilidad a 31 encuentros, el mismo registro que consiguió Carlo Ancelotti hace dos años y a tan solo tres del récord absoluto del Madrid de Leo Beenhakker en la temporada 1988-1989.

Primero, con un disparo seco y raso desde fuera del área, Messi firmó su diana número 300 en la Liga, su gol 475 en los 512 partidos que ha disputado (sale a 0,93 por duelo). Y después, tras ejecutar una doble pared con Luis Suárez, definió con el empeine para lograr el gol 10.000 oficial en la historia del club. Una tabla de anotadores ilustre: Samitier (hizo el gol 1.000), Escolà (2.000), Seguer (3.000), Evaristo (4.000), Rexach (5.000), Maradona (6.000), Laudrup (7.000) y Moisés Pereiro (8.000), que juega en el Barbadàs de Tercera División. No es casualidad, en cualquier caso, que Leo también consiguiera el 9.000 hace seis años, periodo de tiempo que relata la bonanza azulgrana porque los 8.000 se consiguieron nueve cursos antes. Su trascendencia se entiende cuando Quini —tres veces pichichi de azulgrana en los años 80—, como ayer, se le acercó antes del partido para que le firmara una zamarra del Barça.

Suárez no perdona

En los primeros 12 encuentros ligueros, el argentino sumó tres festejos. Una cifra engañosa porque se resquebrajó su rodilla y se perdió cinco choques. Pero le sirvió para coger carrerilla porque en los últimos 12 partidos de la Liga ha celebrado otros 12 goles, además de cinco asistencias. Cifras que hacen brillar las de Luis Suárez, que ya lleva 24 dianas en la Liga [40 en el curso y los mismos que Higuaín (Nápoles) en la lucha por la Bota de Oro], tres más que Cristiano Ronaldo, segundo en la tabla. Y eso que el uruguayo falló un penalti, la peor de las suertes del Barça en este ejercicio porque ha fallado siete de 16.

Una tarde sobresaliente para el Barcelona, que extiende a seis puntos la diferencia con el Atlético, segundo en la tabla, y a siete con el Madrid. Y también un duelo redondo para Luis Enrique, que alcanzó los 500 partidos en Primera (400 como jugador y 100 como entrenador) en su casa.