“Parece que Messi siga jugando en su barrio”

Kempes y Latorre analizan las cualidades del jugador que suma 301 goles en la Liga

“Su pierna izquierda no está mal”, destacó, entre risas, Cristiano Ronaldo a Messi en la última gala del Balón de Oro. “Me gustaría tener su pierna izquierda”, completó el portugués; “la mía no está mal, pero no me importaría tener la suya”. No le faltaba razón a CR7, porque de los 346 goles que lleva con la camiseta blanca, 61 las firmó con su pierna izquierda (el 17,63%) y porque Leo vive, especialmente, de su zurda. El miércoles el 10 alcanzó los 301 goles en la Liga, de los cuales 240 los selló con su pierna más hábil.

“Con la derecha Leo es bueno hasta ahí…”, bromea Mario Alberto Kempes. “La verdad es que es impresionante”, se pone serio el Matador; “tiene un hambre insaciable. No se cansa de batir récords y sigue haciendo goles”. “Messi tiene todo y cada día que pasa busca nuevos desafíos. Sin embargo, a veces parece que siga jugando en su barrio”, tercia Diego Latorre exjugador del Boca y del Tenerife. “La percepción del juego que tiene Leo es diferente. No se puede explicar desde nuestros ojos. Su capacidad de resolución y las cosas que él que ve y, sobre todo, a la velocidad que lo hace no las tiene ningún otro jugador. No va pensando, va haciendo”, completa Latorre.

Messi ha necesitado 334 partidos en la Liga para superar la marca de los 300 goles. Y, a pesar de sus 169 centímetros, mandó a la red 12 balones con la cabeza. En 2009, a Guardiola, entonces entrenador del Barça, le preguntaron si al rosarino le faltaba remate de cabeza. “Os aconsejo que no lo pongáis a prueba porque os hará callar”, sentenció Pep. “La altura es relativa cuando se trata de interpretar el juego. Por eso Raúl marcó esa cantidad de goles sin ser ni muy alto, ni muy potente, ni muy habilidoso”, vuelve Latorre. Y remata Kempes: “Con la altura que tiene y, ahora que en el fútbol los defensores son cada día más altos, tiene mucho mérito. Sabe leer muy bien la jugada y siempre está donde tiene que estar”.

La Pulga ha marcado el 86% de sus goles en la Liga desde dentro del área (260). “Es un lugar donde todo debe hacerse rápido. En pocos metros tienes que tomar decisiones y siempre hay muchos rivales cerca. Él percibe muy fácilmente donde están posicionados los demás jugadores y el pase que va a recibir para llegar al gol. Además, tiene muchos recursos para definir: le pega fuerte, a colocar, con la derecha, con la izquierda, de cabeza…”, explica Latorre. “Cada año le agrega más aspectos a su juego. Y siempre ha tenido muy buenos jugadores a su lado: desde que empezó con Ronaldinho y Eto'o hasta ahora que cuenta con Suárez y Neymar”, suma el exjugador del Valencia.

“La calidad de jugadores que tiene alrededor suyo hace que se enriquezca como jugador. Hoy es conceptualmente un mejor jugador. Puede tirar un pase de 40 metros, puede tirar un desmarque y sus compañeros lo interpretan y lo ejecutan”, subraya Latorre. Y Kempes no duda cuál es el secreto del tridente azulgrana: “No hay egoísmos entre ellos. Se dice lo de los abrazos, pero si no te llevas bien fuera del campo es imposible llevarte bien dentro”.

Más información