Selecciona Edición
Iniciar sesión

El TAD decide hoy si abre expediente a Villar y Sáez

Posible abstención de un miembro de tribunal por vínculos con los abogados de la FEF

El juicio a las dos grandes federaciones del deporte español (fútbol y baloncesto) comienza hoy con la reunión del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD). Sobre la mesa de los siete miembros que componen el tribunal sobrevuela la apertura de expedientes disciplinarios al presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF) Ángel María Villar, al vicepresidente de la misma Juan Padrón, al presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB) José Luis Sáez y a su secretario general Luis Giménez. Sin embargo, en el caso de la FEF alguno de los miembros del TAD podría abstenerse ante la posible relación de su despacho con los misteriosos abogados contratados por Villar y que este ha ocultado con celo incluso a algunos de sus empleados más allegados. El ambiente está enrarecido entre los componentes del TAD. Las abstenciones y también las posibles recusaciones presiden las estrategias previas al proceso.

A Villar y a Padrón se les imputan presuntos tratos de favor al Recreativo de Huelva y al Marino de Tenerife tras haber ordenado, según fuentes cercanas al caso, maniobras económicas que permitieron al club andaluz poder competir en las temporadas 2014-2015 (Segunda A) y 2015- 2016 (Segunda B) y a la entidad canaria en el curso 2012-2013 (Segunda B.) Por su parte, a Sáez y a Jiménez se les acusa de haber imputado gastos personales a las cuentas federativas.

La jornada de hoy es histórica. Por primera vez en 28 años de mandato Villar se somete en España a un proceso disciplinario que puede desembocar en su inhabilitación. En el caso del Recreativo, habría consentido que en la temporada 2014-2015 el club decano del fútbol español tramitara sus licencias sin haber garantizado a 30 de junio una deuda de 140.000 euros con la FEF. El Recreativo ofreció tres pagarés que fueron devueltos por la mitad de la deuda y la otra mitad la quiso garantizar con los ingresos por un partido de la selección española que tampoco revirtió en las arcas federativas. Entre sus alegaciones, Villar se escuda en la condición de club decano del fútbol español por haberle socorrido en la temporada 2014-2015 que coincidía con su centenario.

Un año después, sin conmemoración alguna de por medio, Villar y Padrón, según fuentes federativas, habrían instado al Comité Nacional de Entrenadores a pagar al extécnico del Recreativo José Luis Oltra y a sus ayudantes una deuda de 216.134,58 euros para que el equipo pudiera tramitar las licencias federativas y poder competir. La documentación a la que ha tenido acceso EL PAÍS demuestra que fue un préstamo al incrementar la deuda del Recreativo con la Federación de 466.448,12 euros a 682.582,70 euros. La diferencia coincide con la cantidad prestada al Recre. Esto podría constituir un delito de administración desleal y malversación de fondos al financiar la FEF a un club embargado por Hacienda por una deuda de 11 millones de euros.

Posibles delitos

En el caso del Marino de Tenerife, ciudad de Padrón, la FEF habría saldado una deuda con jugadores del plantel de la temporada 92-93 por valor de 166.000 euros para que pudiera competir en Segunda B en la campaña 2012-2013. El pago se hizo a través del sindicato de futbolistas (AFE) tal y como admitió en Radio Marca Ramón Hernández, secretario general de la Federación Tinerfeña. En su defensa, Villar alega que los hechos han prescrito, pero aún no han pasado tres años desde que se saldó la deuda. Este periódico también se puso en contacto con AFE para que aclarara, ante la grave acusación, si efectuó ese pago. El sindicato no contestó con la excusa de que el caso esta sub júdice.

En lo que respecta al baloncesto, a principios de diciembre se conoció que dentro del presunto uso indebido de los fondos de la FEB existían facturas sin justificar por un importe superior a los 60.000 euros entre 2006 y 2010 y, posteriormente, el desvío de subvenciones del CSD para proyectos como la Casa de España en Dakar. A Sáez, la apertura del expediente no le afecta en términos electorales porque ya ha anunciado que no se presentará. A Villar, sin embargo, sí.