Selecciona Edición
Iniciar sesión

Luis Enrique: “Ninguno piensa que la Liga esté ganada. Somos muy cautos”

El técnico del Barcelona asegura que no existe ni una pizca de euforia en su plantilla

El Barcelona que dirige Luis Enrique y al que dotan de imaginación el trío de delanteros comandado por Messi, magistralmente secundado por Suárez y Neymar, suma 31 partidos sin perder, es el líder de la Liga, con seis puntos de ventaja respecto al Atlético y siete al Madrid. Es un equipo de récords, que ya ha pedido cita para su primera final del año (el 21 de mayo, contra el Sevilla, en la Copa), que aspira a seguir pasando eliminatorias en la Champions y que llama a la calma para que no se dispare el optimismo, vista la velocidad de crucero que ha tomado en el campeonato doméstico.

El técnico da descanso a Piqué

N. T., Barcelona

Ante el volumen de partidos que debe gestionar el Barcelona, el técnico gestiona los minutos que acumulan sus jugadores para que la plantilla llegue en condiciones al tramo final de la Liga. Las famosas rotaciones de Luis Enrique han dejado en Barcelona este fin de semana al central Gerard Piqué, que no ha entrado en la lista del asturiano. Tampoco estarán en Las Palmas Sergio Busquets, que cumple un partido de sanción por acumulación de tarjetas, ni los otros tres futbolistas descartados: Adriano, Douglas y Masip.

Claro que si la euforia existe no es, en ningún caso, en el vestuario azulgrana, que sabe que para lograr títulos hay que ir paso a paso, como ha certificado el entrenador del equipo, Luis Enrique, antes de viajar a Las Palmas de Gran Canaria este viernes: “Si viera euforia o algo descontrolado en nuestros entrenamientos estaría preocupado, pero nada de eso ocurre. Veo jugadores conscientes, no veo ningún síntoma de alerta ni ningún signo que me preocupe. Somos conscientes y realistas de la dificultad que tiene ganar y seguir ganando”, advirtió. Y siguió: “Hay que seguir compitiendo de la misma manera que hasta ahora. Ni los jugadores ni el cuerpo técnico pensamos que la Liga, ni mucho menos, esté ganada. Somos muy cautos. Fallaremos, fallaremos los tres que peleamos por el campeonato, y ya veremos en qué orden se van produciendo esos fallos. Hasta que alguien no sea matemáticamente campeón, nadie se va a dar por vencido”.

Al entrenador asturiano no le preocupa el calendario más allá de lo debido –“Si alguien ha demostrado que cada tres días es capaz de competir independientemente de la competición somos nosotros”, dijo–, pero es consciente de que al Barcelona le quedan muchos partidos lejos del Camp Nou ante equipos que se juegan la permanencia, como el Las Palmas, su próximo rival (sábado, a las 16.00; Canal+ Liga): “Es un equipo complicado, que es capaz de asociarse bien y que nos va a obligar a correr detrás de la pelota. Vamos a tener que presionar bien, porque habrá momentos en que nos costará tener la pelota”.

Preguntado por el incidente del último desplazamiento del equipo, a Gijón, en el que unos socios increparon a los jugadores en el avión, Luis Enrique dijo no haberse percatado del rifirrafe: “Yo estoy en la fila número uno, oía rumores, pero pensaba que eran cánticos favorables al equipo. Felicito a mis jugadores por no entrar en esas provocaciones y no crear ningún altercado”. Fue mucho más escueto, sin embargo, cuando se le inquirió por las últimas declaraciones de Rafa Benítez sobre el Madrid o sobre si este Barça era el equipo de Messi: “Hay opiniones para todos los gustos”.

Felicito a mis jugadores por no entrar en las provocaciones de los socios

Luis Enrique, técnico del Barcelona

Más información