Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Esperpento en la Bundesliga: el árbitro abandona el campo

El colegiado suspende durante 10 minutos el partido, tras la negativa del entrenador del Leverkusen de retirarse del terreno después de ser expulsado

Un episodio insólito sucedió este domingo en la Bundesliga. En el partido entre el Bayer Leverkusen y el Borussia Dortmund, el árbitro del encuentro, Felix Zwayer, se retiró del campo en el minuto 66 porque el entrenador del Leverkusen, Roger Schmidt, se negó a abandonar el terreno de juego tras ser expulsado. Zwayer consideró que Schmidt no respetaba su autoridad y el partido quedó suspendido durante 10 minutos, hasta que el técnico del Leverkusen se marchó a la grada. El partido, finalmente, se completó con victoria para el Borussia (0-1).

La polémica había comenzado tres minutos antes, cuando el Borussia se adelantó en el marcador gracias al tanto de Aubameyang. Schmidt consideró que el cuadro de Dortmund había sacado ventaja en la jugada previa al tanto, consecuencia de haber lanzado una falta en una posición adelantada de donde se había producido la infracción. El técnico del Leverkusen comenzó a protestar con insistencia hasta que el colegiado lo expulsó. Pero Schmidt no se quiso marchar a las gradas y comenzó el esperpento.

“Fue mi error, tarde demasiado tiempo en irme”, reconoció Schmidt tras el partido. En cualquier caso, justificó: “Desde 45 metros de distancia me hizo señas de que debía irme a la tribuna. Quería una explicación”. “Interrumpir así un partido y generar esa tensión era absolutamente innecesario. Exijo al señor Zwayer que se lo explique a nuestro técnico”, terció, muy molesto, Rudi Völler, el director deportivo.

Herbert Fandel, presidente de la comisión de árbitros de la Federación alemana, salió rápido al cruce para defender a Zwayer. “Su decisión fue correcta desde el punto de vista del reglamento. Si un jugador o un técnico se niegan a dejar el campo, la interrupción del partido o la amenaza de la suspensión son las decisiones adecuadas”, explicó en un comunicado. El esperpento pasó, el Borussia ganó, y habrá que ver cuáles son las consecuencias para Zwayer y Schmidt.