Selecciona Edición
Iniciar sesión

Marina Alabau: “Hay mucho alarmismo con el zika”

Marina Alabau, que sufrió el virus en Brasil, rebaja la tensión ante los Juegos: “Es menos que un resfriado”

Era la primera vez que escuchaba esa palabra: zika. La regatista Marina Alabau había vuelto a su casa de Tarifa (Cádiz) con fiebre, unas manchas rojas por todo el cuerpo y dolor articular. Sufrió los síntomas antes de Navidad durante la Copa de Brasil de vela, en Niterói, en el estado de Río de Janiero. No podía entrenarse y regresó a España para saber qué le pasaba. “Tienes el virus del zika”, le dijeron en el médico. “Pero no es nada grave ni hay remedio, tranquila. No vayas a un hospital a que te hagan pruebas porque no sabrán lo que tienes. En Europa no se conoce esta enfermedad”.

Marina Alabau, la mejor regatista española, oro en los Juegos de Londres 2012 en la clase RS:X (windsurf olímpico), no se alarmó. Con descanso, al cabo de pocos días ya se encontraba bien. Compitió en Miami y este lunes comienza su participación en el Mundial de la categoría, en Eliat (Israel). “Aunque no es mi objetivo. Son los Juegos”, dice la sevillana, de 30 años, sobre la cita de Río (del 5 al 21 de agosto). Entonces volverá a Brasil, donde en diciembre contrajo el zika, el virus que transmite el mosquito Aedes Aegypti (como el dengue y el chikungunya), y que ha desatado gran preocupación entre la familia olímpica. “Pero hay muchísimo alarmismo”, rebaja Alabau la tensión; “una pequeña gripe te deja en cama cuatro días y es muchísimo peor que el zika. El zika es que no es nada. Es menos que un resfriado. La de gente que me ha mandado mensajes: ‘Me he enterado que tienes el zika, espero que estés bien’. ¡Es que no me pasó nada! Ni le di importancia ni tuvo consecuencias. No es grave. Simplemente es famoso y punto. De cara a los Juegos puede influir, seguramente algún deportista cogerá el virus antes de la competición. Pero también hay otros virus, la gente se resfría y se lesiona… está de moda”.

El virus no es grave. Simplemente es famoso

Las delegaciones de Estados Unidos y Kenia, pese a todo, han dicho a sus atletas que tienen libertad para no acudir a los Juegos si temen el virus del zika, una enfermedad cuya consecuencia más grave es su relación con la microcefalia en las embarazadas. “Yo lo recuerdo sin detalles, simplemente estuve mala y mi médico me dijo que tenía el zika. Ni siquiera estuve en cama. Solo un día un poco pachuchi”, comenta Alabau. Ni su marido, Alex Guyader, ni su hija Marta, de dos años y medio, sufrieron el virus. Para los Juegos, eso sí, la pequeña se quedará en Tarifa. “Es muy viajera, ya ha estado tres veces en Brasil”, cuenta Alabau, que a veces se lleva a la niña a las competiciones, con un abuelo, y otras la deja en casa con sus padres.

Más que el zika, a la sevillana le preocupa la contaminación de la Bahía de Guanabara, donde se disputarán las pruebas de vela en Río. Allí buscará su segunda medalla en sus terceros Juegos (fue cuarta en Pekín 2008). Alabau es una eminencia en RS:X, cinco veces campeona de Europa, una del mundo y oro olímpico. En Brasil suele pasar tres meses al año, para escapar del invierno español, y porque es más barato. Hasta los Juegos competirá en pruebas de la Copa del Mundo y entre junio y julio alternará dos semanas de entrenamientos en Río y dos en Tarifa.

Alabau quiere seguir en la ola hasta los Juegos de Tokio 2020. Luego se dedicará a su página web, malabau.com, que organiza actividades de surf alrededor del mundo y busca alojamiento.