Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La estética del PSV contra la solidez del Atlético

El duelo de Champions nace marcado por la diferencia estilística de los dos equipos

Las bicicletas circulan por la cuadriculada Eindhoven entre edificios acristalados de oficinas, algunas chimeneas industriales y casas bajas adosadas. Sus habitantes dicen sentirse orgullosos de acoger y abastecerse del poderío de un gigante de la ingeniería mecánica y automovilística como es la fábrica de camiones DAF y de otro de la tecnología como es Philips. Alrededor de esos dos imperios se han instalado en la ciudad y en sus alrededores multitud de empresas dedicadas a la investigación y el desarrollo tecnológico. Enclavada en la provincia de Brabante, muy guerrera en los años de dominio español en los Países Bajos, la tercera pata que sostiene el orgullo local de Eindhoven es el PSV, creado en 1902 y criado y potenciado a la sombra del mecenazgo de la afamada casa de las bombillas. El patrocinio exclusivo de Philips concluye esta temporada y aunque la marca no se desligará, si pretende dejar paso a otro patrocinador que genera más ingresos al club que, en 1988 y tras eliminar al Madrid de la Quinta del Buitre en semifinales, se coronó campeón de Europa en 1988.

Los aficionados del campeón holandés tiran de flema para asegurar que su estadio es el mejor iluminado de Europa. Varios directivos del Atlético de Madrid asistieron a una sesión de juegos de iluminación pensando en aplicarla La Peineta. Quizá por ese entorno de desarrollo tecnológico en el que habitan, no dudan en referirse despectivamente a los aficionados del Ajax de Amsterdam, su máximo rival, como “los agricultores”.

El PSV, como el Ajax, no ha sido ajeno al impacto de la Ley Bosman en cuanto a la pérdida de pujanza en el panorama europeo. Tras aquella Copa de Europa de los Van Breukelen, Gerets, Koeman, Vanenburg, Arnesen, Lerby o Kieft, el PSV se ha tenido que conformar con discutirle la hegemonía doméstica al Ajax y ser una gran alacena de nueves y de algunos talentos como Robben o el propio Cocu, que hoy le entrena. Romario, Ronaldo y Van Nistelrooy golearon allí. De Jong, que hoy no juega por sanción, es un buen goleador, pero un heredero discreto en comparación con la magnitud de sus predecesores.

Se desconoce el impacto de la baja de De Jong en un equipo muy acostumbrado al molde holandés del juego por los extremos, donde Narsing y Locadia son las espoletas. Puede que para medirse al Atlético sean los dos únicos delanteros y el serio Cocu prefiera cuatro centrocampistas para medirse a un rival que considera un ejemplo de juego colectivo: “Simeone está devolviendo al éxito al Atlético y se puede ver cómo su carácter se refleja en el equipo. Tiene un estilo de juego claro y no te va a regalar nada. Siempre juega de la misma forma y es un ejemplo de que todo el mundo, sin excepción, juega para todo el mundo. Se le van jugadores todos los años, pero siempre es el mismo en el campo”.

La recuperación de Guardado, brillante como mediocentro reconvertido, compensa en parte la baja de De Jong para Cocu: “Es un jugador muy importante para nuestro equipo. No sólo en calidad, sino también en personalidad y es el ejemplo de jugador que tiene un efecto sobre el juego de los otros”.

Si Cocu intuye que enfrente a un equipo rocoso no parece equivocarse por el análisis estilístico que hizo Simeone. “Ellos son un equipo valiente, visualmente lindo de ver. Nosotros somos diferentes, pero con historia e elusión”. El entrenador del Atlético augura un duelo apretado, cargado por el ambiente de un estadio pequeño, pero con una acústica ensordecedora. “Será un partido de mucha intensidad en la que la velocidad de las transiciones de uno y de otro será importante, el que se imponga ahí dominará una parte importante de lo que suceda”.

El juego del Atlético en los últimos partidos ha sido áspero, sin fluidez en el juego con pelota. Sin embargo, el técnico no parece dispuesto a apostar por ÓlIver desde el inicio. “"Estamos en un momento bueno, venimos de ganar dos partidos y empatar con el Villareal. Fueron partidos complejos por los equipos a los que nos enfrentamos, siempre con características distintas". La mejora en el juego por el momento no pasa en darle la titularidad a Óliver Torres: "Tiene posibilidades de jugar como todos los chicos y juega siempre que las características se ajusten a lo que creemos mejor para el resultado del partido. Todos los caminos que existen en el fútbol son buenos si los resultados lo son". Un centro del campo con Augusto, Koke, Gabi y Saúl y Griezmann y Vietto arriba parece ser la idea que maneja Simeone para combatir la vistosidad del PSV.

Más información