Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El ‘Cielito Lindo’ retumba en Holanda para Andrés Guardado

El mediocampista mexicano ha enamorado a la afición desde que llegó en 2014. Lo han vuelto a ovacionar en la Champions League

Andrés Guardado es un jugador consentido del PSV Eindhoven. La afición se lo ha hecho saber de nuevo entonando el Cielito Lindo la canción mexicana más famosa en el mundo durante los octavos de final de la Champions League en el partido contra el Atlético de Madrid.

Guardado volvió a jugar con el equipo holandés tras una lesión en un partido de la liga local que lo dejó inhabilitado por 23 días . Su regreso fue como titular en el encuentro de ida de la Liga de Campeones frente al Atleti. El Principito consiguió darle equilibrio a sus compañeros en el mediocampo, sobre todo cuando el charrúa Gastón Pereiro se ganó una doble amarilla al minuto 68 y se necesitaba a alguien que controlara los avances de Vietto y Griezmann.

Al minuto 75, el entrenador y exjugador Phillip Cocu no quiso comprometer a Guardado con otra tentativa recaída y lo sustituyó por Jorrit Hendrix. Los hinchas del Philips Stadion se levantaron de su asiento, aplaudieron y corearon el himno no oficial de los mexicanos en las competencias deportivas. Andrés Guardado levantó las palmas y agradeció a la afición.

El futbolista de 29 años llegó como préstamo al PSV Eindhoven, con el aval del entrenador Cocu en la temporada 2014-2015. El control del balón, la posibilidad de generar un contragolpe a velocidad y la precisión de los pases provocaron que los aficionados colocaran, en marzo de 2015, un letrero tricolor con la petición a la directiva holandesa: “Andrés Guardado nuestra águila de oro mexicana tiene que estar en el PSV Eindhoven. Nuestra casa es tu casa, Andrés”. Una semana después, el club holandés anunció la compra definitiva del mexicano al Valencia.

Con el canterano de Atlas, el Eindhoven alzó el título de la liga holandesa tras seis temporadas sin conseguirlo; además, clasificaron a la Liga de Campeones y superaron en la fase de grupos al Manchester United y al CSKA de Moscú. Su máximo logro en este certamen fue el campeonato que consiguió ante el Benfica en la temporada 1987-1988.Ahora su misión será dar uno de sus mejores partidos en el Estadio Vicente Calderón para seguir cortejando a sus aficionados.

Más información