Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Lorenzo sobre Rossi: “¿El tiburón se comerá al pececito o no?”

El documental 'Jorge Lorenzo, Guerrero' que Movistar emite este sábado desvela imágenes inéditas del final del Mundial de 2015

Le pusieron de nombre Jorge. Por su apellido paterno se le conoce mundialmente. Y el materno, sin quererlo, se ha convertido en el reflejo de su carácter. Campeón del mundo de MotoGP en el 2015, Jorge Lorenzo, Guerrero es el título del documental que este jueves por la noche estrenó Movistar MotoGP y que podrá verse también este sábado en #0 (dial 7, 12.30). Dirigida por Eugenio de Haro, la película, es un relato del tercer título del mallorquín en la categoría reina, su quinta corona mundial, un repaso a la temporada muy personal, entre celebraciones, galas, compromisos publicitarios y actos solidarios, como el viaje a la India con el que acabó su año.

El documental, cuyo preestreno se celebró en la sala Cinesa Proyecciones de Madrid el mismo jueves repasa todas las carreras del 2015 a través de los ojos del campeón, que desvela sus sensaciones y también sus temores, esas dudas a las que el piloto de Yamaha tuvo que vencer tras un inicio de curso renqueante: “Te quitas un poco los fantasmas de estar fuera del podio por las razones que sean y vuelve a crecer tu confianza”, explica Lorenzo, que siempre tuvo que medirse a su compañero de equipo, Valentino Rossi, líder de la clasificación desde la primera carrera hasta la última, cuando se jugaron el todo por el todo.

Te quitas un poco los fantasmas de estar fuera del podio por las razones que sean y vuelve a crecer tu confianza

Jorge Lorenzo, campeón de MotoGP

Ocurrió tras un final de Mundial polémico en el que la rivalidad entre los dos compañeros del equipo Yamaha se avivó como hacía años que no ocurría.Y eso, precisamente, es lo que más enjundia da al relato, alimentado con más de cuatro horas de entrevistas al piloto y con una cantidad de imágenes inéditas, grabadas por el propio piloto y el entorno del mismo, que desvela los secretos de uno de los campeonatos que ha despertado más interés de los últimos años, a raíz del enfrentamiento entre Rossi y Márquez, que también salpicó al mallorquín.

En la cinta, de 80 minutos de duración, se ve, por ejemplo a un Lorenzo a veces derrotado por las circunstancias y la mala suerte, otras envalentonado por su superioridad en la pista, tanto que asegura: “Algunos fines de semana éramos tan superiores que recortarle solo tres o cuatro puntos a Valentino nos sabía a muy poco”. Antes de aterrizar en Phillip Island, donde empieza la recta final de la lucha por el título, el español está en la piscina realizando ejercicios de recuperación tras lastimarse en una carrera con un grupo de pilotos amigos –otro de los despropósitos del curso– y dice a cámara: “¿El tiburón se comerá al pececito o no?”. Según el diseño del casco de Rossi en Misano, él era el tiburón y el italiano el pececito. Y el mallorquín tenía hambre de Mundial. 

Le di un abrazo a Iannone en el parque cerrado de Phillip Island, adelantó a Rossi. Había cumplido su promesa

Jorge Lorenzo, campeón de MotoGP

El documental viaja desde Jerez, el circuito que vio debutar a un chaval de 15 años recién cumplidos, hasta Anantapur, la ciudad de la India a la que Vicente Ferrer fue a parar para intentar cambiar el mundo y donde el piloto descubrió hasta dónde llega la solidaridad de algunas personas. En Phillip Island descubrió que Iannone es generoso, aunque nadie se enteró. Hasta ahora. Las cámaras captaron, aunque no se había visto hasta este momento, conversaciones entre el piloto de Ducati y el de Yamaha. Lorenzo, enfadado con aquel porque le robó la pole a su rueda, le pidió explicaciones y este le aseguró que le devolvería el favor: "Te ayudaré en otro momento", le dijo. Luego, en carrera, adelantó a Rossi y le dejó fuera del podio: "Le di un abrazo en el parque cerrado, había cumplido su promesa". "Te lo dije", le contestó él. Un resultado clave que desató la ira de Rossi. Contra Márquez, eso sí. Por vencer a Lorenzo y, en teoría, ayudarle a ganar el Mundial.

“Si ganamos o perdemos será porque hemos sido mejor que ellos”, diría Lorenzo. Ganó. Y, sin duda, fue el mejor. El más rápido. El campeón, a la postre. Lo relata en su año más guerrero, como certifica el apellido que heredó de su madre, la misma que certificó hace años, en otro documental, el que realizó en 2010 Dorna junto a TV1, que el carácter de uno es indomable: “Siempre decía lo que pensaba al momento. No se callaba”, aseguraba María. Sigue haciéndolo. Aún a sabiendas de que eso le puede costar algunos enemigos. Su padre, Chicho, le formó como piloto desde muy menudo: “Había días en que lo tenía que forzar un poquito y otros en los que era él el que me pedía que nos quedáramos un poco más”. “Me divertía aunque a veces lo pasaba mal, mi padre siempre iba con el crono y me explicaba cosas muy técnicas para mejorar que yo a veces no entendía y lo hacía de forma muy dura”, asume Lorenzo. Así, sin embargo, se forja el carácter de un guerrero.

Más información