Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Barcelona apuesta por Unicef

El club azulgrana renueva su colaboración hasta 2020 y aumenta la aportación anual de 1,5 a 2 millones de euros

El FC Barcelona y UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas por la Infancia) formalizaron ayer la ampliación del contrato de colaboración que expiraba este año hasta 2020. La aportación del club azulgrana aumentará hasta los dos millones de euros al año, que se invertirán en la implantación de proyectos que fomenten la educación de los jóvenes a través del deporte. El acto de la firma reunió al presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, y al director ejecutivo de Unicef, Anthoy Lake.

Ambas entidades ampliaron una relación que se inició el año 2006 durante el mandato de Joan Laporta. Fue un acuerdo de patrocinio pionero por el que el Barcelona aportaba 1,5 millones y su equipo llevaba en la camiseta la marca Unicef. El logotipo pasó del pecho a la espalda de la zamarra después que la junta directiva presidida por Sandro Rosell firmara en 2011 con Qatar Sports Investement.

Murtaza con la camiseta de Leo Messi. AFP

“Quiero agradecer al presidente Laporta su iniciativa y a Rosell y a la Fundación su apoyo”, afirmó Bartomeu. “El acuerdo es bueno para todos los niños del mundo”. De acuerdo con las cifras de Unicef, un millón de niños de Swazilandia, Malaui, Sudáfrica, Ghana, Angola, China y Brasil se han beneficiado hasta ahora de la alianza de colaboración con el Barça. “Nuestro acuerdo es tan bonito como los pases, el juego colectivo y los resultados del Barça”, contestó Lake, quejoso por la ausencia en el acto de los futbolistas que entrena Luis Enrique. “Si los jugadores estuvieran aquí, ya sería perfecto”, afirmó el responsable de Unicef.

Messi envió algunas camisetas y un balón firmado con un mensaje personal al pequeño afgano que en enero pasado encandiló a los usuarios de las redes sociales con una zamarra de Leo hecha con una bolsa de plástico. Así lo hizo saber precisamente Unicef. Murtaza, que así se llama el niño de cinco años, se puso muy contento, pero también hizo saber su decepción porque pensaba que los obsequios se los entregaría en persona el propio Messi. La Federación Afgana de Fútbol intenta cerrar una cita con el jugador del Barcelona.

Más información