Selecciona Edición
Iniciar sesión

El abierto de tenis de Acapulco se queda sin sus favoritos

El abierto mexicano de tenis pierde a sus grandes figuras como Ferrer, Nishikori y Azarenka en un solo día

Fue un miércoles negro para los grandes candidatos del abierto mexicano de tenis disputado en Acapulco. El torneo, que sufría una de sus ediciones más flojas en cuanto a figuras de la clasificación mundial, se quedó sin las pocas que tenía. Las eliminaciones de los finalistas varoniles de la edición anterior, Ferrer y Nishikori, y la baja de la mejor clasificada entre las mujeres, Victoria Azarenka, le abren las puertas a los jugadores de segunda línea. 

En el primer turno ocurrió la sorpresa más grande del torneo. David Ferrer, defensor del título, perdió su partido de la segunda ronda contra el ucraniano Alexandr Dolgopolov (32º del mundo) por un doble 6-4. El español buscaba su quinto título y así ser el máximo ganador del certamen en soledad. Después del partido, Ferrer no confirmó si jugará el próximo torneo, a disputarse en Indian Wells, y tampoco quiso cerrarle las puertas a un posible retiro. “No me planteo mi futuro, me planteo mi presente y a corto plazo” explicó. 

El japonés Kei Nishikori, sexto del mundo y segundo en las apuestas tras Ferrer, también quedó fuera de Acapulco en segunda ronda después de perder contra el 43º de la clasificación, el estadounidense Sam Querrey, por 6-4 y 6-3, a quien había vencido con claridad en la semifinales de Memphis hace apenas dos semanas. Querrey viene de ganar un título en Delray Beach y aprovechó su momento para vencer al japonés.

El certamen también perdió a la favorita del cuadro de mujeres. Victoria Azarenka, ex número uno del mundo, abandonó la competeción por dolencias en su muñeca izquierda y no jugó su partido contra Dominika Cibulkova, otrora top ten mundial, en uno de los encuentros más esperados en Acapulco. La lesión de Azarenka recuerda la que sufrió María Sharapova el año pasado, cuando por problemas estomacales no pudo jugar las semifinales. En aquella ocasión, la tenista rusa también era la mejor sembrada y candidata a llevarse el primer lugar.

El panorama de Acapulco, con los favoritos de regreso a casa, pintaba favorecedor para un viejo conocido de la ciudad, el búlgaro Grigor Dimitrov, que ya ganó en una ocasión el abierto mexicano. Pero se enfrentará a Dominic Thiem, 15º del mundo, que con las eliminaciones de Ferrer, Nishikori y Marin Cilic (ocurrida en primera ronda) queda como el favorito para coronarse. El austríaco viene de ganar el torneo de Buenos Aires y de ser semifinalista en Río de Janeiro.

También hay espacio para la sorpresa del circuito, el estadounidense Taylor Fritz, que con 18 años será el primer tenista con esa edad en llegar al top 100 de la clasificación mundial, gracias a sus recientes actuaciones en Delray Beach y en Acapulco.

Con los favoritos eliminados del torneo, el abierto mexicano de tenis se puede convertir en un torneo donde las nuevas promesas empiecen a perfilar su futuro y donde los veteranos que tienen varios meses sin ganar un título acaricien la idea de llevarse el guaje, el trofeo que certifica al campeón de Acapulco