Derrota intrascendente del Sevilla ante el Molde

El Molde vence al campeón en un partido marcado por el 3-0 cosechado en la ida por el conjunto andaluz

No jugó un buen partido el Sevilla en Noruega. La ventaja acumulada en la ida por el campeón condicionó lo ocurrido en la fría noche escandinava. Los suplentes que alineó Emery apenas se reivindicaron y el Sevilla navegó con más pena que gloria en un pleito sin demasiada historia. Debió ganar el equipo andaluz, pero casi nunca encontró continuidad en su juego, ofreciendo una imagen blanda, lejos de la fuerza y competitividad que suele exhibir el equipo que entrena Emery.

Europa League Dieciseisavos

Así fue

Molde
1
Sevilla
0

FINALIZADO

Árbitro: Bobby Madden
  • 2 Tarjetas amarilla
  • 0 Tarjetas rojas
  • Gol
  • Gol 42 Eirik Hestad
  • Gol 42 Eirik Hestad
Molde

4-4-2 (D.P.)

Ole Gunnar Solskjaer

1

Ethan Horvath

5

Toivio

4

Ruben Gabrielsen

25

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Forren

15

Per Egil Flo

17

Aursnes

19

1 goles Gol

Eirik Hestad

24

Mohammed Elyounoussi

6

Cambio Sale Strande

Hestad

9

Cambio Sale Strand

Moström

32

Cambio Sale Amidou Diop

Sander Svendsen

31

David Soria

25

Mariano

40

Fazio

5

Kolodziejczak

18

Escudero

6

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Carriço

8

Iborra

19

Banega

22

Cambio Sale Diogo

Konoplyanka

10

Cambio Sale Krohn-Dehli

Reyes

24

Cambio Sale Gameiro

Llorente

Sevilla

4-2-3-1

Unai Emery

Futbolistas como Fazio, Llorente, Reyes o Konoplyanka no le pusieron las cosas difíciles a su entrenador, pues en su actuación se mezcló la apatía y la falta de acierto ante un rival, el Molde, entusiasta, pero muy inferior. El conjunto noruego, eso sí, se despide con mucho honor de la competición, batiendo al campeón y ofreciendo una enorme dignidad. A pesar de la mala imagen ofrecida, el Sevilla estará en el bombo de octavos y sigue muy vivo en su competición talismán. Eso sí, actuaciones como las que se vivieron en la fría Noruega no le pegan al campeón.

Todo lo que se jugó en la fría noche noruega, con aguanieve incluida, estuvo muy marcado por el contundente 3-0 cosechado por el Sevilla al abrigo del Sánchez Pizjuán. Justo ahí, donde el conjunto andaluz ofrece un espectacular rendimiento. Lejos de la capital de Andalucía, el Sevilla no es fiable. Y no lo es incluso en partidos donde su superioridad, técnica y física, es abismal con respecto al rival. Las razones de la falta de competitividad del Sevilla fuera de casa son dignas de estudio. En Noruega, quizás, tuvieron que ver con lo fácil que tenía la eliminatoria el conjunto andaluz. Nada más de esta forma se puede entender el ritmo tan bajo con el que el Sevilla encaró el partido, con una defensa plagada de suplentes, un centro del campo sin engrasar y Llorente en la delantera.

El Molde, todo pasión, siempre quiso más que el Sevilla, que solo suspiró porque fueran pasando los minutos y llegara el final del encuentro para pensar solo en el duelo ante el Barcelona de Liga. Los noruegos dominaron casi siempre, tan impetuosos como imprecisos. Fue el Sevilla, jugando andando, el que gozó de las primeras ocasiones de peligro. En especial, un disparo impresionante de Banega que dio en el larguero tras una preciosa dejada de Konoplyanka. Cuando parecía que dominaba más el Sevilla, un error de Fazio en el despeje propició el gol de Eirik Hestad a los 43 minutos. Tremendo lo del argentino, que llegó en el mercado invernal para reforzar al Sevilla tras un largo periodo de inactividad y acumula un error tras otro cuando juega.

El gol dio ánimos al Molde, que volvió a controlar el juego en el segundo tiempo. El Sevilla, sin chispa ni ganas, estaba deseando que acabara el encuentro. Reyes y Konoplyanka, muy desconectados, apenas ofrecieron continuidad al juego andaluz. Emery se cansó. Mandó a los vestuarios a Llorente, Reyes y Konoplyanka. Las entradas de Krohn-Dehli y Gameiro le cambiaron la cara al Sevilla en el tramo final. Banega estuvo a punto de empatar y el partido fue muriendo.

Ateridos de frío, los aficionados celebraron el final del encuentro. Los locales, porque su equipo había demostrado un gran compromiso para lograr un triunfo histórico. Los visitantes, porque el Sevilla sigue vivo en el torneo donde es campeón. A partir de ahora y analizando el potencial de los rivales que estarán en el bombo de octavos, el Sevilla deberá mejorar mucho sus prestaciones para alcanzar los cuartos. La segunda línea naufragó en Noruega.

Emery: "Me duele perder"

R. P.

Unai Emery reconoció que no le gustó ser derrotado ante el Molde a pesar de que la eliminatoria nunca estuvo en peligro. "Creo que el partido estaba muy marcado por el 3-0 cosechado en la ida. Así que la eliminatoria nunca ha estado en peligro, aunque sí debo decir que no me gusta perder. Pero por encima de todo está la clasificación del equipo", destacó el entrenador del Sevilla, quien reconoció que había algunos aspectos a mejorar en el rendimiento del grupo. "No voy a entrar en nombres. Hay cosas que tenemos que mejorar, sin duda, pero del mismo modo he visto cosas positivas. Hemos dado dos balones a los palos y con un poco de acierto habríamos ganado este partido", señaló el entrenador del conjunto andaluz, campeón en las dos últimas ediciones de la Liga Europa.

Más información