Denunciados los Messi por supuesta estafa

Un exrepresentante de la fundación del futbolista lo demanda en Argentina y España

Lionel Messi y su padre, Jorge, enfrentan nuevas demandas penales. Esta vez no es la Hacienda española la que los persigue sino un exrepresentante de la Fundación Leo Messi, que los ha denunciado este viernes en Argentina por estafa, desbaratamiento de derechos acordados, fraude a la propiedad intelectual y administración fraudulenta. El denunciante, Abelardo Alejandro Rebosio, prevé viajar la semana próxima a España para radicar también allí su querella.

Un abogado del bufete Cuatrecasas que representa a Leo Messi Management, la compañía que gestiona la imagen del atacante del Barcelona, dijo a El País que Rebosio "está presionando para acceder de forma ilegítima a comisiones, lo que es una práctica habitual en este ambiente". Jean-Yvef Teindas, el abogado de Cuatrecasas, añadió que Leo Messi Management "será implacable contra los que intenten vilipendiar su nombre y aprovecharse de su reputación para obtener comisiones que no le corresponden".

La causa también apunta contra Fynbar, una empresa uruguaya del Grupo Clarín, el principal conglomerado de medios de comunicación de Argentina. Un portavoz de Clarín negó que su compañía hubiese cometido cualquier estafa.

En 2011, la Fundación Leo Messi firmó un acuerdo por tres años con una empresa llamada Social Team, propiedad de Abelardo Alejandro Rebosio, para que buscara convenios de colaboración con la entidad benéfica a cambio de un 25% de los fondos que consiguiera. Social Team también ha trabajado en las iniciativas solidarias de otros deportistas, como Diego Maradona, Ronaldinho o Ezequiel Lavezzi, artistas como Carlinhos Brown y diversas empresas de renombre. Esta empresa llevaba desde 2008 trabajando con la fundación de Messi en la recolección de fondos y la ejecución de proyectos sociales.

La compañía de Rebosio decidió crear un videojuego sobre Messi que pudiese ser usado en teléfonos y ordenadores y, con una autorización de la fundación que se firmó en 2012 por tiempo indeterminado, buscó inversores que financiara el proyecto, de unos 850.000 dólares. Una vez desarrollada, la aplicación, llamada Training with Messi (Entrenando con Messi), fue registrada a nombre de Rebosio. El juego ya ha tenido 5,3 millones de descargas después de un contrato publicitario que firmó la fundación con la cadena televisiva Fox Sports.

En 2014, Social Team suscribió un contrato con Fynbar, de Clarín, por el que se le permitía el uso de Training with Messi a cambio de 18 millones de dólares para la Fundación Leo Messi. Social Team alega que la fundación debía darle un cuarto de ese dinero, según expresa en la denuncia penal.

El abogado de Leo Messi Management dijo a El País que Social Team "no tiene ni tenía derechos para ofrecer productos" de esa compañía de la familia Messi. Pero el denunciante ha presentado a El País el contrato de 2012 en el que él y Jorge Messi firman que la Fundación Leo Messi "autoriza a Social Team a producir, comercializar y divulgar toda la línea de productos de merchandising" de esa entidad sin fines de lucro, entre los cuales se menciona el juego Training for Messi.

El dueño de Social Team alega que Jorge Messi y Fynbar “desarrollaron una serie de maniobras fraudulentas tendientes a desbaratar los derechos” de su compañía “y de los inversores con cuyo capital pudo concretarse el proyecto Training with Messi”, según consta en la querella. “Fynbar comenzó a exigir a Social Team un documento suscripto por la Fundación Leo Messi por el que se le otorgue la exclusividad”, dice la denuncia que redactaron los abogados de Rebosio, Fernando Burlando y Fabián Améndola. En el Grupo Clarín dicen que lo que exigían desde un principio era un consentimiento expreso de Lionel Messi al acuerdo que Social Team había firmado con ellos y que, al no presentarlo, dieron de baja el negocio.

En 2015, Jorge Messi revocó las autorizaciones otorgadas a Social Team para sellar el acuerdo con Clarín y suscribió uno nuevo con este grupo de medios pero ya no a nombre de la fundación sino de Leo Messi Management. El dueño de Social Team denuncia que este es un “nuevo e idéntico contrato, con el mismo objeto y fines”. Por eso, acusa a los Messi y a Fynbar de estafarle a él, como dueño de Training with Messi, a los inversores que desarrollaron el juego, a Social Team y a la Fundación Messi. En cambio, un portavoz de Clarín argumenta que el contrato de Fynbar y Leo Messi Management no es para usar la aplicación de Rebosio sino para desarrollar nuevos juegos que próximamente saldrán al mercado.

En su denuncia ante el juzgado de instrucción número 14 de Buenos Aires, Rebosio advierte de que la investigación del asunto surgirán “otros hechos aún más graves que tengan como protagonista a los miembros de la familia Messi, los que se valen de una ingeniería jurídico-contable a los fines de desviar en beneficio propio a través de diversas sociedades los fondos obtenidos para los nobles objetivos de la fundación”. El exrepresentante de la obra solidaria del futbolista señala que él y su padre “a través de este medio logran sortear los controles internos y externos, damnificando no solo a quienes han confiado en la figura de Lionel Messi, sino además hasta los intereses de los Estados argentino y español”.

Los Messi enfrentará a partir del 31 de mayo próximo un juicio ante la Audiencia de Barcelona por defraudar 4,1 millones de euros. El astro de la selección argentina afronta una petición de cárcel de 22 meses. En cambio, fue sobreseído en diciembre pasado de una causa por supuesto lavado de dinero por presunto desvío de fondos de los partidos benéficos a cuentas en paraísos fiscales.

Más información