Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Luis Enrique: “Pensar que la Liga está ganada sería un error gravísimo”

El entrenador del Barcelona afirma que, independientemente de los puntos de ventaja, no van a variar su forma de competir

Para Luis Enrique, competitivo como es, no hay un duelo menor, más allá de que disputen uno en el que no se juegan nada como en la liguilla de Champions o, quizá, uno copero contra un rival de categorías inferiores. Así lo explica con sus alineaciones y con las pocas rotaciones que suele aplicar a su equipo. Es por eso que no le importan los puntos de ventaja que llevan en la Liga –ocho al Atlético y nueve al Madrid, que se miden esta tarde– hasta que no crucen la línea de meta.

“Hay que competir hasta que un día haya un equipo campeón. No vamos a cambiar algo que nos da resultado”, resolvió este sábado en la conferencia de prensa realizada en la ciudad deportiva; “nos centramos en objetivos cercanos, como en el próximo partido ante el Sevilla, que es un equipo que te invita a estar al ciento por ciento porque nos ganó y porque ha mejorado mucho desde cuando nos vimos las caras”.

Resulta que la última vez que se enfrentaron fue el 3 de octubre de 2015, fecha en la que el Barça sufrió su última derrota. “Fuimos mejores que ellos en el Sánchez Pizjuán. Pero así es el fútbol, porque a veces hemos sido inferiores al rival y no hemos perdido”, dijo Luis Enrique. De eso han pasado 33 partidos y 100 goles a favor por 18 en contra, ahora ya a un solo partido de igualar el récord histórico del Madrid de Leo Beenhakker en la temporada 1988-1989. “Pero no hemos cambiado en nada desde entonces”, convino el técnico azulgrana; “ni siquiera ha habido fichajes”.

Fuimos mejores que ellos en el Sánchez Pizjuán. Pero así es el fútbol

Luis Enrique, técnico del Barcelona

Ocurre, sin embargo, que mucho no es bastante. “Nunca tengo suficiente ventaja. Hay que ser precavido porque pensar que la ventaja nos ayudaría es un error. Lo que nos ha llevado hasta aquí es pensar en el próximo partido y todavía se puede mejorar”, explicó; “sería un error gravísimo pensar que la Liga está hecha. Cualquier despiste te pone en una situación delicada”.

El Barcelona se mide el domingo con el Sevilla (20.30 horas. C+ Partidazo), un rival que el jueves compitió en la Liga Europa –“nos pasa a todos los que disputamos competiciones europeas”, zanjó– y con un técnico al que respeta. “Emery es un entrenador reconocido a nivel europeo. Ha hecho buen trabajo con muchos equipos, es trabajador, metódico, tiene buen control de la estrategia y ficha a jugadores con perfil para desarrollar su juego”, enumeró; “y el Sevilla es un equipo muy bien trabajado que sigue a su técnico”.

Es lo que le importa a Luis Enrique y nada más, tal y como avanzó sobre el posible resultado de esta tarde en el derbi del Bernabéu. “Que gane el mejor y el que más lo merezca”, sentenció. Y hasta replicó a Arsène Wenger, mister del Arsenal, su contrario europeo que se quejó de los lamentos y gritos de los futbolistas del Barça sobre el césped ante las entradas gunners: “Yo sólo hablo de fútbol”. Y a su equipo, de momento, le va de maravilla.

Más información