Selecciona Edición
Iniciar sesión

Luis Enrique: “Hay que saber sufrir este tipo de partidos”

El técnico azulgrana da “cero importancia” al récord de 34 partidos de invencibilidad y elogia la competitividad del Sevilla

No hay récord que se le resista a este Barça, que anoche consiguió dar una vuelta entera sin conocer la derrota. Una racha de invencibilidad de 34 partidos que le coloca líder con ocho puntos de ventaja sobre el Atlético y 12 sobre el Madrid, también con comodidad en los octavos de final de la Champions —0-2 en la ida ante el Arsenal— y en la final de la Copa, que será contra el propio Sevilla. “El récord me dice cero. Pero si ganamos títulos, me dirá muchas cosas y será algo que podamos recordar”, señaló el técnico del Barcelona, Luis Enrique. “Es una anécdota”, resolvió Jordi Alba. “No nos ponemos límites. Queremos seguir compitiendo, ir jornada a jornada y cuando llegue esa derrota pues no pasará nada”, intervino Aleix Vidal. Recogió el testigo el técnico Unai Emery: “No es cuestión de alabarle más de lo que dicen sus números y sus jugadores, además de que Luis Enrique le ha dado ese toque de la excelencia como en su día hizo Guardiola”. Y amplió Vitolo: “Hemos dado la cara contra el mejor equipo del mundo, pero los tres de arriba marcan la diferencia”. Anoche, sobre todo, Messi.

La Pulga se esmeró en mejorar los lanzamientos de falta y cuentan en la ciudad deportiva que cuando hay un descanso, o incluso una pequeña charla del cuerpo técnico, a él le gusta prepararse una fila de balones al borde del área para practicar. Y le va de rechupete porque anoche, con un obús que se envenenó de dentro para fuera y que penalizó el paso a un costado y a destiempo de Sergio Rico, marcó un nuevo gol de falta. “Un golazo que nadie se pensaba que tirara por ahí, que fue a la escuadra”, indicó Jordi Alba. Es el sexto que suma Messi en este curso —tres de ellos al Sevilla porque en la Supercopa de Europa en Tiflis ya le hizo dos— y de paso el decimoquinto en la Liga para igualar el registro líder de Ronaldinho en los últimos 25 años. “Leo hace de todo: asistencias, goles, también faltas...”, le elogió Piqué. Y abundó: “Es muy inteligente para leer el juego y crear superioridades. Genera mucho desequilibrio y nadie es capaz de pararle”. Ni un Sevilla mastodóntico.

Piropos al Sevilla

Luis Enrique quiso ensalzar el nivel del Sevilla, un batallador nato. “Ha sido el mejor rival que ha pasado por el Camp Nou en esta temporada, el que mejor nos ha jugado y combatido”, reconoció. “Es que Emery, que me entrenó a mí en el Valencia, prepara los partidos a la perfección”, agregó Jordi Alba; “pero superamos las adversidades que igual no nos planteábamos”. Así, se adelantó en el marcador con un gol de Vitolo.

Pero el Barça, por séptima vez en la temporada, fue capaz de darle la vuelta al marcador. “Son datos que refuerzan el potencial del equipo”, resolvió el técnico azulgrana, conforme con los suyos: “He visto al equipo muy metido, sabiendo de la importancia de los puntos. Hay que saber sufrir en este tipo de partidos. Me voy muy contento y satisfecho por cómo hemos competido y por lo que he visto”. Aunque, perfeccionista, puntualizó: “Nos han generado ocasiones con saques de banda, lo que indica que no estábamos bien puestos”. Menos conforme estaba Emery: “¿Cómo me voy a ir satisfecho perdiendo? El fútbol es ganar o perder y el empate no es ni la mitad”, reflexionó.

El Barça se acerca al título liguero, pero desde el club no se quiere oír hablar hasta que sea matemático. “Es una ventaja importante, pero los rivales, el Atlético y el Madrid, son muy buenos y lucharán hasta el final”, expuso Alba. Aunque Emery tiene una cosa clara: “Es un equipo que tiene todo para que sus aficionados sigan disfrutando”.