Selecciona Edición
Iniciar sesión

Olympiacos, el primer campeón de Europa

Olympiacos ya cantó el alirón en Grecia, mientras en Italia la Juve mete presión al Nápoles y en Uruguay hay un sorprendente líder

Un paseo por el planeta futbolístico sirve para contemplar la alegría de Olympiacos, el primer campeón que ofrecen las ligas europeas, y el pulso que ofrecen a sus perseguidores tanto Juventus como Bayern, que no bajan el ritmo. Buenas sensaciones para dos de los mejores porteros españoles de la historia, ahora en el exterior. Iker Casillas venció con el Oporto en feudo de Os Belenenses, equipo entrenador por el salmantino Julio Velázquez. Víctor Valdés encajó tres goles en campo del Anderlecht, pero fue decisivo para que el Standard Lieja lograse un importante empate (3-3).

Olympiacos, el primer campeón

Las ligas europeas ya tienen su primer campeón incluso antes de que haya llegado la primavera. El Olympiacos cantó el alirón tras superar al Veria (3-0) de los españoles Raúl Bravo e Iván Malón con dos goles del valenciano David Fuster y otro del mexicano Alan Pulido. Es el sexto título consecutivo para el cuadro de El Pireo, que desde que se coronó en 1997 tras diez años de sequía tan sólo ha cedido dos de los 18 campeonatos disputados. Ya lleva 43 en total. El meta Roberto y el central Botía completan la colonia española de un equipo en el que se integran clásicos como Cambiasso o el Chori Domínguez. El equipo lo entrena un joven técnico luso, Marco Silva.

Restan seis jornadas para el final y el interés se centra ahora en discernir que cuatro equipos jugarán las eliminatorias para decidir la plaza que resta para la próxima Liga de Campeones. El AEK se aseguró su participación en ellas al derrotar ayer al Panathinaikos, que tampoco faltará. El Paok de Salónica tampoco debería faltar porque le lleva cinco puntos de ventaja al sexto clasificado, el Asteras Tripolis, que amenaza la plaza que ahora ocupa el Panionios.

Morata celebra un gol contra la Juventus. AFP

La Juve mete presión al Nápoles y el Inter se derrumba

El Nápoles debe superar la dura prueba de este lunes por la noche en el campo de la Fiorentina para mantenerse en la estela de la Juventus, que en sus últimos 17 partidos en la Serie A tan sólo cedió un empate la pasada jornada en Bolonia. El resto los ha ganado todos, incluida la cita de ayer en Turín frente al Inter, que aguantó el resultado inicial hasta pasado el descanso. Al regreso marcó Bonucci y sentenció Morata, de penalti al poco de ingresar en el campo.

Nadie le tose a la Juventus, que sella además lleva 746 minutos en Liga sin encajar gol, ocho partidos a cero. Por el contrario la deriva del Inter es preocupante. En las once últimas jornadas apenas ha marcado doce goles y solo ha ganado tres partidos. El 13 de diciembre era líder con cuatro puntos de ventaja sobre Fiorentina y Nápoles. La Juventus quedaba a seis. Ahora es quinto y está trece puntos por debajo del equipo turinés, también distanciado de sus predecesores, a cinco puntos de la última plaza que da acceso a la Liga de Campeones. Tras caer ante la Juve no hubo palabras del técnico Roberto Mancini. El club informó que había perdido la voz. Pero habló Javier Zanetti, mito y vicepresidente del club: “Es hora de dar algo más”.

Dortmund y Aubameyang mantienen el pulso

Superó el sábado el Bayern de Múnich una complicada salida a Wolfsburgo, pero el Borussia Dortmund mantiene el pulso y sigue a ocho puntos de distancia en la clasificación. Lo logró con cierta agonía porque a diez minutos del final caía en casa frente al Hoffenheim, que está en puestos de descenso. Pero remontó la ventaja visitante con goles de Mkhitaryan, Adrián Ramos y Aubameyang, que también logra seguir a rebufo de Lewandowski en la clasificación de máximos goleadores. 23 tantos lleva el polaco, 22 el gabonés.

La jornada resultó propicia para el Hertha Berlín, que había superado al Colonia en un horroroso partido el viernes y vio como sus rivales más directos por la tercera plaza, que da acceso a Liga de Campeones, tropezaron. El Mainz se une ahora a un pelotón de perseguidores en el que palidece su último oponente, el Bayer Leverkusen que lleva dos derrotas consecutivas y que cayó de nuevo pese a que Chicharito volvió a marcar (ya lleva 14 goles en la Bundesliga) y ofrecer un buen tono.

Plaza Colonia, un inesperado liderato en Uruguay

Todo está enfocado en Uruguay a que Nacional y Peñarol se disputen el título del Clausura. Los primeros rearmados con Gustavo Munúa en la dirección técnica y con la ilusión de mostrar su fortaleza en la Copa Libertadores, donde la pasada semana se quedaron a segundos de lograr un excelente triunfo en la cancha de Rosario Central. Para los manyas, también en esa liza continental, bregan ilustres retornados al fútbol local, tipos de larga trayectoria fuera del país que nunca dejaron de sentir los colores como los delanteros Forlán e Ifrán o el zaguero Guillermo Rodríguez. Pero el líder tras cuatro jornadas es el sorprendente Plaza Colonia.

Hay que irse al suroeste del país, en la punta más próxima a Buenos Aires, para encontrar en Colonia del Sacramento al puntero del campeonato, un modesto club polideportivo de raigambre casi centenaria que diez años atrás no pudo salir a competir por falta de recursos económicos. Allí creció al final del siglo pasado un mito del fútbol patrio, el central Diego Lugano, que llegó a Colonia ante la falta de oportunidades en Nacional y lo llevó a destacar en el fútbol local. Hace un año Plaza Colonia volvió a dar el salto para estar entre los mejores equipos del país y que ayer superó (2-0) a Nacional, disminuido por las rotaciones que decretó Munúa. “Entramos en la historia por todo lo que venimos haciendo desde el ascenso”, resumió el técnico local Eduardo Espinel, que explicó cual fue su idea: “A mi me enseñaron que a los equipos grandes no les gusta correr tras la pelota”. Plaza Colonia terminó en diciembre el torneo Apertura como décimo tercero en un campeonato de 16 equipos. Apenas ganó tres partidos. Ahora, en el Clausura, el de Nacional fue su tercera victoria en cuatro jornadas.

Más información