Selecciona Edición
Iniciar sesión
Santander

Fernando Alonso y el nuevo McLaren dan signos de recuperación

El español mejora sus tiempos y rueda 93 vueltas, mientras Mercedes muestra su potencial

Un problema con la telemetría al final de la salida del pit-lane, en el último minuto de la mañana, no enturbió la jornada del equipo McLaren-Honda el primer día de los últimos entrenamientos previos al inicio del Mundial, el próximo 20 de este mes en Melbourne. Fernando Alonso se subió al coche y realizó el mejor tiempo que su equipo ha logrado en Barcelona esta pretemporada: 1m 24,7s. Lo consiguió equipado con el nuevo motor ya homologado –algunos elementos que lo envuelven se estrenarán en Australia- y calzado con neumáticos blandos. Sin embargo, lo que permite vislumbrar algunos signos de recuperación en el equipo de Woking es que el asturiano pudo dar 93 vueltas sin tener problemas serios. Lo que indica que el coche comienza a ser fiable.

El tiempo de Alonso es más de un segundo más rápido que el mejor que se había anotado él mismo la semana pasada en el circuito de Barcelona. Entonces corría todavía con un coche híbrido, con piezas del viejo monoplaza del año pasado incrustadas en el nuevo proyecto de unidad de potencia. Al final del primer test, McLaren aprovechó los dos días de filmación que tenían contratados en Barcelona para rodar ya con el nuevo motor y algunas modificaciones aerodinámicas en la parte trasera que cubre el motor. Las impresiones fueron buenas. Y las expectativas se confirmaron en la primera jornada de la segunda tanda de test.

“Venimos de una base muy pobre”, indicó Fernando Alonso la pasada madrugada en el programa El Larguero de la cadena SER. “Nuestra mejora tiene que ser enorme para estar arriba, porque el año pasado fue muy malo y decepcionante. Pero las sensaciones son buenas, he notado bien el coche aunque haya muchas mejoras por delante”. El tiempo del asturiano quedó muy lejos todavía del que consiguió Nico Rosberg (1m 23,02s) con neumáticos blandos. Las nuevas especificaciones de Pirelli permiten rodar con dos tipos de neumáticos más suaves todavía, los súper blandos y los ultra blandos –nuevos esta temporada-, que pueden conceder una mejora de hasta un segundo. Hasta ahora, el mejor tiempo de la pretemporada lo logró Sebastian Vettel (Ferrari) con neumáticos ultra blandos y fue dos décimas (1m.22,8s) más rápido que Rosberg.

La parada del coche de Alonso provocó una salida urgente del comedor de varios mecánicos que se habían sentado ya en la mesa para iniciar su almuerzo. Sin embargo, todo quedó solo en un susto. McLaren no hizo valoraciones del incidente durante toda la jornada. “Fue un problema con la telemetría”, se limitaron a decir. Pero que no fue nada importante quedó demostrado cuando por la tarde Alonso volvió a rodar con toda normalidad. Honda ha trabajado mucho durante el invierno para conseguir una unidad de potencia más fiable. Ha construido un compresor y un turbo más grandes, lo que ha obligado a McLaren a modificar la parte trasera de su carrocería para poder ubicarlos.

La unidad de potencia es un poco más alta y McLaren ha rediseñado toda aquella parte del coche para conseguir una mejor refrigeración y expulsión de aires. La solución va contra el concepto de Size Zero (medida cero), que los técnicos del equipo habían querido implantar buscando mejoras aerodinámicas sustanciales. “El Size Zero se ideó para ofrecer a los aerodinamistas el máximo espacio posible para generar fuerza aerodinámica. Pero nosotros nunca impusimos nada a Honda. Hicieron lo que quisieron. Si ahora la unidad de motor es más grande nos acoplaremos y si es necesario renunciaremos al proyecto Size Zero”, indicó Eric Boullier, team manager de la escudería.

Mercedes, campeón Mundial, sigue marcando las pautas y es de lejos el más fuerte de los ensayos

Parece evidente que todos estos cambios han supuesto una mejora importante en McLaren. Pero los demás equipos también han evolucionado de forma notable. Mercedes, que parte como gran dominador y campeón Mundial, sigue marcando las pautas y es de lejos el equipo más fuerte de la pretemporada. Rosberg y Lewis Hamilton compartieron la jornada y entre ambos realizaron la friolera de 172 vueltas. Hasta ahora no parecían preocupados por los tiempos, pero esta vez buscaron sus límites. Sin forzar, fueron los mejores y se situaron a dos décimas de ventaja del Williams de Valttery Bottas, a 1,7s de Alonso, y a 1,8 segundos del Ferrari de Raikkonen. Daniil Kvyat situó su Red Bull en quinta posición, a dos segundos. Toro Rosso, que se presentó por la mañana, acabó séptimo con Versttappen dando 144 vueltas. “Están muy fuertes”, indicó Daniel Ricciardo sobre Mercedes. “No me sorprendería que hicieran el doblete en los cuatro primeros grandes premios”.

Más información