Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Cuauhtémoc Blanco vuelve al fútbol escoltado por el Ejército

El ex jugador y alcalde de Cuernavaca, que admitió sentir miedo por su seguridad, se prepara con el América para su partido de homenaje

El FIFA 2016 recupera su avatar para que los usuarios puedan usarlo en sus plantillas

Cuauhtémoc Blanco en el entrenamiento del América, a donde llegó escoltado.

Cuahtémoc Blanco se fue del fútbol como un deportista pero regresa como un jefe de Estado. El actual alcalde de Cuernavaca volvió este jueves a los entrenamientos con el América, el club que abandonó hace nueve años, para preparar su partido homenaje del sábado escoltado por dos camionetas del ejército mexicano, que lo esperaron en las inmediaciones del complejo deportivo del club.

El futbolista que disputó tres mundiales con la camiseta de México se despedirá a lo grande, en un partido de liga, y en un gran escenario como el estadio Azteca, donde Diego Armando Maradona asombró al mundo en 1986. Su réplica en el mundo vitrtual también está de vuelta:  la compañía EA Sports anunció que el videojuego FIFA 2016 incluirá a Blanco como uno de sus personajes, siempre y cuando los usuarios actualicen sus plantillas en Internet.

La ciudad que gobierna Blanco es una de las más inseguras de México. Entre las 76 más grandes del país, Cuernavaca es la que tiene mayor número de delitos violentos, según el Índice de Paz en México, realizado por el Instituto de Economía y Paz.

En la conferencia de prensa posterior a la toma de posesión de la alcaldía, Blanco confesó que sentía “miedo” por la seguridad de él y su familia, y responsabilizó al gobernador del Estado de Morelos, Graco Ramírez. El gobernador ha acusado al deportista de llegar a la política de la mano de gente relacionada con el mundo del narcotráfico y de no tener ningún arraigo en Cuernavaca, ciudad de la que no es ni originario ni habitante. 

En ese estado, del cual Cuernavaca es capital, la acaldesa de Temixco fue asesinada frente a su familia a principios de año por un grupo de sicarios. La investigación se centró en un ajuste de cuentas del narcotráfico pero la policía se lo achaca a uno de sus compañeros de partido, el PRD, la izquierda mexicana. 

El ex jugador, de 43 años, dejó los escritorios de la municipalidad y se vistió nuevamente de azulcrema por primera vez desde 2007 para preparar su despedida del fútbol profesional, que ocurrirá el sábado cuando el América enfrente al Morelia por el torneo local. Usará el número 100 en la espalda, aprovechando el centenario de las águilas, y se prevé que juegue el primer tiempo del partido.

América inscribió a Blanco como parte de los festejos de la institución para brindarle un reconocimiento por su carrera. El registro se hizo conforme al reglamento, según la Federación Mexicana de Fútbol, pero se mantuvo oculto a pedido del equipo. Sin embargo, la liga permitió dos excepciones a pesar de ser un partido oficial donde hay puntos en juego¸ argumentando que “se trata de un homenaje”: no se aplicará el reglamento de ética que prohíbe mezclar fútbol con política y permitirá que un jugador use un número superior a los dos dígitos, porque “existe una razón debidamente justificada”, como indica uno de los estatutos.

La directiva del Morelia, equipo que se enfrentará a Blanco y a las águilas, no descartó que, una vez terminado el encuentro, solicitarán una apelación por alineación indebida y pedirán una explicación oficial sobre el proceso de registro de Blanco.

Más información