Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Piqué carga contra la prensa en la red social Periscope

El jugador del Barcelona repite su particular comparecencia ante los fans tras el partido ante el Rayo para evitar que los medios emitan "solo las palabras que venden"

Piqué, en un entrenamiento EFE

A los cuatro meses de su lanzamiento, Periscope, la aplicación para emitir vídeo en directo que salió al mercado en marzo de 2015, ya había superado los 10 millones de usuarios inscritos. Desde entonces, su crecimiento ha sido imparable y desde hace unas semanas cuenta con un destacado fan de la herramienta: Gerad Piqué. Al término del partido entre el Rayo y el Barça, el central azulgrana realizó su segunda comparecencia a través de su móvil. Un método que estrenó tras el encuentro ante el Sevilla el pasado fin de semana y que pretende repetir después de cada partido para expresarse ante sus fans.

“Mucha gente me ha preguntado por qué lo hago, las zonas mixtas están muy bien y atenderé a la prensa siempre que me toque, las televisiones pagan y toca hacerlo y los periodistas son buena gente y hay que atenderlos. Pero a veces contestas y cortan y emiten lo que quieren, solo las palabras que interesan para vender más. Prefiero expresarme aquí que no hay malentendidos y está todo entero”, explicó Piqué desde el autobús del conjunto azulgrana, al que se subió anticipadamente para emitir en silencio antes de que la llegada de sus compañeros lo convirtiera en “una locura”.

Durante unos 10 minutos, Piqué respondió a preguntas en directo en formato chat a través de su móvil al acabar el partido en Vallecas. En su particular y amable rueda de prensa ante sus seguidores, el azulgrana contó alguna intrahistoria del partido, anécdotas y banalidades:

-“Le he dicho a Mascherano que tirara el penalti, pero me dijo que no se veía con confianza”.

-“¿Hoy waka waka?”, le preguntaron después. “Siempre estamos con el mismo chiste. Claro que hay waka waka. Bueno, hay días. Vamos a dejar el tema”.

-“Llevo el número 3 desde siempre; en el Barça en categorías inferiores se juega con defensa de 3 y el central lleva el 3”.

-“Espero marcar más goles. Me gusta marcar goles. Me habría gustado ser delantero pero con esta altura... Y tenemos una delantera que si lo fuera no jugaría ni en los entrenamientos de los jueves”.

-“¿Nos quitamos un poco la barba? Es pura pereza. Además, tampoco encuentro la maquinilla de afeitar”.

Y así sucesivamente, en una charla que refrenda la pasión del jugador por las redes, habitual reducto de polémicas con Arbeloa o Granero, por ejemplo. Otro capítulo en el controvertido expediente extradeportivo del central. En el verano de 2014 Piqué lanzó dos bombas fétidas: la primera en un avión, tras un desplazamiento del conjunto de Luis Enrique, y otra en la zona mixta después del partido amistoso del Barça ante el Helsinki en agosto. Unos meses después, en octubre, al regreso de un partido con la selección española, tuvo un desencuentro con la Guardia Urbana. “Me tenéis envidia porque soy famoso”, “Voy a hablar con tus jefes y se te va a caer el pelo”, fueron algunos de los reproches de Piqué a los agentes de la policía de Barcelona, tras ser multado por tener su coche mal aparcado.

La celebración en el Camp Nou tras conquistar el triplete la temporada pasada le dio la oportunidad de volver al escaparate como polemista. “Gracias Kevin Roldán, contigo empezó todo”, bromeó en alusión al DJ que amenizó en febrero del año pasado la fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo, horas después de que el Real Madrid cayera cuatro a cero contra el Atlético en el Vicente Calderón. En noviembre, Piqué y algunos de sus compañeros decidieron festejar Halloween en la sala de prensa del Getafe, mientras se celebra la comparecencia de Víctor Rodríguez. Y, tras la alineación indebida de Cheyshev, en la visita del Real Madrid a Cádiz en la Copa, el central publicó su Twitter unos emoticonos burlándose de lo ocurrido. Y no era la primera vez que el futbolista utiliza la red social para mandarle un recado al eterno rival. “Viendo una película de humor por el Canal + Liga… Siempre va bien a estas horas de la noche”, ironizó en septiembre de 2013, cuando sobre el final del partido entre el Madrid y el Elche, el árbitro marcó un penalti en favor de los blancos que resultó con un gol de Cristiano que dejó el marcador finalmente 1-2.

Su último capítulo, esquivar a la prensa a través de una herramienta que permite a cualquier usuario emitir en vivo o livestreaming las imágenes captadas con su smartphone para otros usuarios de Periscope y promocionar al tiempo la emisión en la red social Twitter para atraer a más espectadores.

Más información