Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Torrijos inicia en Madrid un triple salto que terminará en Portland

El triplista piensa que batirá en Madrid su récord de España pensando en el Mundial

Torrijos, durante el Europeo de Praga en pista cubierta. AP

Cuando se acerca un campeonato, dice, siente como una revolución interior, una tensión única y nota cómo su forma se transforma. “Soy un atleta de campeonatos, en suma, no de mítines”. Él es Pablo Torrijos, uno de los escasos atletas españoles que este invierno quiere responder a la llamada de los Mundiales en pista cubierta (17 a 20 de marzo), y, antes, este fin de semana, de los Campeonatos de España, en la pista de Carabanchel (Madrid), donde, el domingo a partir de las 12.10, piensa batir su récord de España de triple salto, los 17,04 metros que hace un año justo le valieron la medalla de plata en los Europeos en pista cubierta de Praga.

“El año pasado, antes de Praga, me salió en los Nacionales, en Antequera, un 17 (17,03m) casi sin saber cómo, pero este año me siento infinitamente mejor, así que el récord sería la guinda a un gran trabajo”, dice Torrijos, de 23 años y de Castellón, que ha tenido que huir estos días de su ciudad, de las fiestas de la Magdalena, para entrenarse con calma. “Ahora, que estoy llegando a la edad del mejor rendimiento, pienso que valgo 17,40m o 17,50m. Quizás dentro de unos años tenga que decir que valía menos, o más…”

Si en los Campeonatos de España, obviamente, no se encontrará con rivales que se le acerquen, tampoco cree Torrijos, Tauro y estudiante de Criminología, que en los Mundiales de Portland haya saltadores a un nivel muy superior al suyo. “Faltarán, creo, Taylor, Tamgho y Pichardo, tres que andan tranquilamente por los 18 metros, atletas que están a un nivel superior”, dice Torrijos, que se acercó el jueves a Madrid para tratar de conocer la pista en la que saltará el domingo y para anunciar que el Villarreal de fútbol le patrocina. “En Portland estaré al 100%, y creo que los que vamos estamos parecidos”.

Torrijos será la cabeza de cartel en Carabanchel de unos campeonatos que, víctima de unos Mundiales tardíos, lejanos y poco prometedores, no han entusiasmado a los atletas españoles. Quizás a su altura competitiva y de ambición solo se encuentre Ruth Beitia, la eterna campeona de salto de altura y, probablemente, la única atleta femenina en el equipo de una decena de españoles que viajarán a la ciudad de Oregón. También despierta curiosidad la triple actuación del heptatleta Jorge Ureña, quien tras batir el récord español hace unas semanas (6.072 puntos) ha conseguido una invitación para Portland y en Madrid disputará solo las pruebas de 60m vallas (su fuerte), longitud y pértiga. Los concursos, incluido el de peso, con Borja Vivas y Carlos Tobalina, dos hombres de más de 20 metros, robarán el foco al habitual mediofondo pese a los atractivos duelos de veteranos establecidos contra jóvenes que empujan que se prevén en los 800m (Kevin López contra Álvaro de Arriba) y 1.500m masculinos (Manuel Olmedo contra Marc Alcalá).