Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La historia del portero-actor revive en las redes sociales

Un guardameta simuló un golpe para que el árbitro le perdonaran la roja y su interpretación no dejar de ser recordada en las redes sociales.

El portero Máximo Banguera, simulando estar inconsciente

El desmayo falso y ridículamente sobreactuado del portero Máximo Banguera en marzo de 2015 ha revivido en las redes sociales un año después. Su interpretación, célebre en su día, no deja de ser recordada.

Ocurrió en la Copa Libertadores de América, asociada siempre con la viveza de los sudamericanos, palabra que expresa la habilidad del jugador pero también su disposición a fingir para engañar al árbitro. En esta caso, se jugaban los últimos minutos de un encuentro de la fase de grupos cuando el portero ecuatoriano Máximo Banguera (30 años), del Barcelona de Guayaquil, detuvo con una falta en las afueras del área al delantero rival del Atlético Nacional de Medellín. Su expulsión era inminente y el meta fingió haberse desmayado por el contacto con el colombiano para evitar que el juez le mostrara la tarjeta roja. El chileno Enrique Osses no cayó en la trampa y después de unos minutos en los que el guardameta se mantuvo recostado en el campo, acabó echándolo.

El partido acabó con un gol de los colombianos con el que vencieron por 1-2 al Barcelona, pero el hecho de fingir y la persistencia en mantener el engaño fueron la noticia de aquel partido. Las imágenes se hicieron virales, alcanzando más de dos millones de visitas en YouTube.

El guardameta fue noticia en varios países sudamericanos y se tomó con entusiasmo las burlas. Incluso publicó un mensaje en su cuenta de Twitter donde agradecía a todos repitiendo la singular pose y la etiqueta #BagueraStyle se convirtió en Trending Topic en Ecuador.

El fenómeno continuó incluso en el torneo local. En un partido de liga, el ecuatoriano volvió a fingir el desmayo, pero ahora como parte de un festejo, por haber atajado un penal que le dio la victoria a su equipo. El meta barcelonés registró como su propiedad intelectual la marca 'Duerme como Banguera', según el periódico El Comercio.

Banguera exprimió al máximo un hecho que, en otro tipo de competición, hubiera sido severamente castigado. La Copa Libertadores es, al fin y al cabo, una competición para los más 'vivos'.