Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ona Carbonell se lesiona y España pierde su plaza para Río 2016

La selección, en quinta posición, se queda fuera de la competición por equipos. Carbonell se golpeó la cabeza en un entrenamiento

Ona Carbonell, en el centro, y el resto del equipo el sábado. EFE

El equipo español de natación sincronizada no competirá en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro el próximo mes de agosto. Las nadadoras, quintas tras la rutina técnica del sábado en el preolímpico de Río, aspiraban a subir dos posiciones este domingo y alcanzar el podio, pero han quedado fuera de juego tras perder a su capitana Ona Carbonell, lesionada tras un fuerte golpe en la cabeza. Será la primera vez en 12 años que el equipo nacional no acuda a una cita olímpica y pierda la oportunidad de defender su legado.

La catalana, plata en dúo y bronce por equipos en Londres 2012 , se chocó de cabeza con una compañera durante el entrenamiento del viernes. Carbonell, estrella del equipo con 26 años, continuó los ejercicios, pero según la directora técnica del equipo Ana Montero, “cada vez que se ponía boca abajo perdía totalmente la orientación”. La medallista, a pesar de los vértigos y mareos que sufría tras el golpe, llegó a competir el sábado en la rutina técnica, donde quedaron en quinta posición (muy por debajo de sus principales rivales), pero terminó la jornada en un hospital carioca.

"Ha competido sin ser consciente de lo que hacía, pero lo ha hecho bien. Se ha decidido, obviamente, acudir al hospital, donde se le ha realizado un TAC, cuyos resultados dicen que no hay hematoma cerebral, por lo que nos deja más tranquilos, pero los vértigos siguen ahí”, afirmó Montero en un comunicado. Al meterse en el agua este domingo por la mañana, Carbonell se sintió mejor pero volvió a marearse y el equipo técnico decidió que no compitiese. “Ona se recuperará, los vértigos tienen una duración, pero estamos con un sentimiento de tristeza, rabia y decepción”, dijo Montero a EL PAÍS. “Pero hay que aprender a sentir eso también, si no, no seríamos normales. A partir de ahora, vamos a afrontar la situación y analizaremos con perspectiva lo ocurrido”.

La jovencísima Paula Ramírez, de 20 años, ocupó el lugar de la capitana este domingo en la rutina libre, pero el equipo no remontó y mantuvo la misma puntuación, sumando 178,8970 puntos. España era, además, el único país de los finalistas que no contaba con un juez puntuando en la competición. Los pasaportes olímpicos se quedaron con Ucrania, con un total de 186,7855 puntos; Japón, con 186,7330, e Italia, con 181,7487.

Ona Carbonell observa a sus compañeras. EFE

Ucrania lideró la clasificación entrenada por la exseleccionadora española Ana Tarrés, despedida de su cargo por la federación con la annuencia del CSD tras los Juegos de 2012. Las canadienses, un equipo que no era considerado un rival de peso, también superaron a las españolas. “No quiero que se interprete que el incidente puede servirnos de excusa. Pasaremos el duelo y nos levantaremos fuertes para marcar un plan estratégico que nos devuelva a la cima”, explicó Montero.

La eliminación de la selección es un duro golpe para la modalidad, que en la última década ha experimentado una transformación completa al pasar de ser un deporte casi invisible a codearse con los gigantes internacionales de la disciplina. El equipo español se hizo con la plata en Pequín en 2008 y consiguió conquistar el bronce en los Juegos de Londres de 2012. Los Juegos de Río eran la oportunidad para superar –y no confirmar– la deriva en la que se sumió la selección en el último Mundial de Kazán, donde quedó en el quinto puesto en todas las pruebas de categoría olímpica.

La lesión no dejará a Carbonell fuera de los Juegos, que tiene garantizada su plaza de dúo junto a Gemma Mengual, que volvió a competir el pasado mes de junio con vistas a Río 2016. Las catalanas conquistaron con la medalla de oro el preolímpico el pasado jueves y despertaron la admiración del público y el jurado durante su exhibición.

Más información