Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Atlético impone su ambición ante el Valencia

Simeone retoca en el segundo periodo al equipo rojiblanco para lograr una victoria ante el Valencia que le mantiene vivo en la Liga

Fernando Torres celebra su gol en Mestalla. REUTERS

La ambición del Atlético no tiene límites. Tuvo ambición, y mucha, en el pasional Mestalla ante un rival que se crece en las grandes citas, un Valencia menor, indefinido en estos momentos pero que siempre da la cara ante los grandes. El Atlético lo es y se mostró como tal. Con la seriedad que acostumbra el conjunto de Simeone, se trabajó la victoria merecida por la ambición del técnico, que en la segunda mitad retocó el equipo para dotarle de más dinamita. Entró Fernando Torres y logró el gol que deshacía el empate. Poco después lo hizo Carrasco para redondear un triunfo de empaque que obliga al Barça a mantenerse despierto en la Liga.

Liga BBVA Jornada 28

Así fue

Valencia
1
Atlético
3

FINALIZADO

Árbitro: Álvarez Izquierdo
  • 3 Tarjetas amarilla
  • 1 Tarjetas rojas
  • Gol
  • Gol 27 Cheryshev
  • Gol 84 Carrasco
  • Gol 71 Fernando Torres
  • Gol 23 Griezmann
  • Gol 27 Cheryshev
  • Gol 84 Carrasco
  • Gol 71 Fernando Torres
  • Gol 23 Griezmann
Valencia

4-3-3

Gary Neville

1

Diego Alves

2

Cancelo

5

Mustafi

6

Siqueira

21

André Gomes

8

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Feghouli

9

Alcácer

15

Cambio Sale Danilo

Enzo Pérez

18

Cambio Sale Negredo

Javi Fuego

24

1 goles Gol Cambio Sale Rodrigo

Cheryshev

4

Tarjeta roja Tarjeta roja

Aderlan Santos

13

Oblak

20

Juanfran

24

Giménez

19

Lucas

3

Filipe Luis

14

Gabi

17

Saúl

6

Koke

8

Cambio Sale Fernando Torres

Kranevitter

23

Cambio Sale Carrasco Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Vietto

7

1 goles Gol Cambio Sale Óliver Torres

Griezmann

Atlético

4-3-3

Diego Pablo Simeone

Ganó el Atlético sin Godín, su referente, con el gen atlético, futbolista clave en las jugadas de estrategia en defensa y en ataque. Le sustituyó Lucas, que notó la exigencia del escenario, el rival y la movilidad de Alcácer, un delantero con oficio. La baja de Augusto Fernández fue suplida por Kranevitter. El argentino se desenvolvió con jerarquía asumiendo los automatismos del Atlético. La movilidad de Griezmann y Vietto fue el factor desequilibrante, junto a las llegadas de Saúl.

Mestalla exige carácter, a propios y extraños. Una pancarta ubicada en la Curva Nord, la grada de animación, advertía a sus jugadores: “Representáis un escudo, una afición, un sentimiento, una ciudad… honradlos”, arengaba la grada al Valencia, que ofrece lo mejor de sí mismo ante rivales de enjundia.

Pensar y ejecutar rápido

Como era de esperar, la intensidad fue máxima en el Atlético, también en el Valencia. Espacios, los mínimos, obligando a los dos equipos a pensar y ejecutar rápido. Al cuarto de hora, Vietto tuvo la primera ocasión para el Atlético, encontrándose el delantero argentino un balón mal despejado por la defensa, pero no pudo anotar tras enviar el esférico alto. De nuevo en un balón suelto en el área de Alves, y a la salida de un córner, Vietto lanzó desviado. No encuentra el gol el argentino.

Los dos avisos del Atlético fueron producto de su propuesta, de la presión asfixiante que efectúa y que intimida a los rivales. El Valencia no encontraba respuesta, salvo en un tiro de Cheryshev desde fuera del área tras recoger el hispano-ruso un rechace a la salida de un saque de esquina que obligó a Oblak a trabajar. La persistencia del Atlético tuvo su premio a los 23 minutos, forzando la pérdida del balón a Javi Fuego. El esférico fue a parar a Griezmann, que batió a Alves desde fuera del área con un disparo raso y esquinado. 15 goles lleva anotados Griezmann, más de un tercio de los conseguidos por su equipo.

El Atlético es el que mejor sabe administrar las ventajas. No anoche con el Valencia, que cuatro minutos después de ver cómo era superado en el marcador por el Atlético celebraba el empate. Cheryshev, tras una gran dejada de cabeza de Alcácer a centro de Siqueira, lograba batir a Oblak de un disparo de zurda cruzado. El tercer gol en cinco partidos del exmadridista, cuyas diagonales y velocidad causan amargura en las defensas. La sociedad Alcácer-Cheryshev está produciendo un gran rédito. En una nueva dejada de espaldas de Alcácer, el hispano-ruso pudo marcar de nuevo, aliviado Oblak al marcharse el esférico por encima de su larguero.

El partido se disputaba con gran tensión, sin pausa alguna. El ritmo alto prosiguió en la segunda mitad, con ánimo el Atlético, más prudente el Valencia, remplazado Enzo Pérez tras el descanso por Danilo por problemas físicos. Poco después tuvo que retirarse Cheryshev, sustituido por Rodrigo. El Valencia perdió mordiente. Se rehízo Alves en una felina parada a disparo de Vietto que terminó en el travesaño. Simeone quería los tres puntos y apostó por Fernando Torres. Poco después entró Carrasco, buscando desborde el Cholo. Y el Niño dio validez a la codicia de Simeone logrando marcar a la salida de un córner tras desviar el esférico Giménez, el alumno aventajado de Godín. Carrasco redondeó la victoria del Atlético, que no ha dicho su última palabra en la Liga.