Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Audiencia anula la apertura del juicio del ‘caso Neymar’

Las partes deben volver a formular las acusaciones y las defensas correspondientes, pero desde la delimitación jurisdiccional de Barcelona

Neymar, en el partido frente al Rayo. Getty Images

La Audiencia Provincial de Barcelona ha aceptado los recursos presentados por el FC Barcelona, la defensa personal de su presidente, Josep Maria Bartomeu, y la del expresidente Sandro Rosell contra la interlocutoria de apertura de juicio oral dictada por el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, en el caso Neymar. El club emitió un comunicado en el que explica que se invalidan todas las actuaciones que había realizado la Audiencia Nacional en este caso, desde el momento en que se solicitó que las actuaciones pasaran a los juzgados de Barcelona.

Según el club, de esta nueva situación se deriva que el FC Barcelona, Bartomeu y Rosell “dejan de estar acusados” por el caso Neymar. “Ahora las partes tienen que volver a formular las acusaciones y las defensas que correspondan, pero ya desde la delimitación jurisdiccional de Barcelona”, dice el comunicado. Fuentes del club interpretan la decisión de la Audiencia de Barcelona como una primera victoria de sus tesis.

En esta causa la fiscalía solicitaba dos años y tres meses de prisión y 3,83 millones de multa para Bartomeu, y más de siete años de cárcel y 25,15 millones de sanción para Rosell, que dimitió de la presidencia del Barcelona por este escándalo. El ministerio público reclamaba una multa de 22,2 millones para el club, imputado como persona jurídica. Además, como responsabilidad civil, el fiscal solicitaba 9,55 millones para Rosell y el club solidariamente y 1,9 para Bartomeu y la entidad conjuntamente, según el escrito de acusación. Entre multas e indemnizaciones, los dirigentes y el club se enfrentaban a tener que abonar 62,66 millones. El coste del futbolista fue de 94,8 millones.

Causa en paralelo

En paralelo a esta causa, la Audiencia Nacional investiga a Neymar, Bartomeu y Rosell, por delitos de corrupción entre particulares y estafa derivados de los contratos de traspaso del delantero y firmados entre el Barcelona y el Santos, del que procedía el jugador. La querella fue interpuesta por la entidad Dis, propietaria del 40% de los derechos federativos de Neymar durante su etapa en el Santos, y que vio cómo la maraña de contratos firmados entre los clubes, y entre el Barça y la sociedad del padre de Neymar, para garantizarse el fichaje por 40 millones, le produjo un perjuicio económico al atentar contra el principio de libre competencia.

Más información