Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rossi: “Me dejé engañar por Márquez, me ha traicionado”

El subcampeón de 2015 habla en una entrevista en Italia de su relación con el español y sobre su deseo de renovar con Yamaha

Rossi, durante unos entrenamientos en Doha. Getty

Subcampeón del 2015, Valentino Rossi ha demostrado siempre que ha tenido ocasión desde que el Mundial terminara en Cheste en noviembre del año pasado que no olvida cómo acabó para él la temporada. Después de liderar la clasificación desde la primera hasta la última carrera, el italiano perdió el título tras protagonizar un polémico episodio con Marc Márquez en Malasia por el que fue castigado a salir desde la última posición de la parrilla. Y aquello todavía escuece. Y los dardos al español, a quien acusaba y acusa de querer hacerle perder el campeonato a manos de Jorge Lorenzo todavía vuelan. Rossi, que llega en forma a la nueva temporada y con aspiraciones de postularse, de nuevo, al título, no entierra el hacha de guerra. Y recupera el discurso, agresivo, tanto como lo es él en la pista, siempre que le preguntan. Esta vez lo ha hecho en una entrevista en La Gazzetta dello Sport, donde explica que se siente traicionado por el de Cervera.

“Me dejé engañar por Márquez. Realmente me ha traicionado. Dijo que era un fan mío pero todo eso eran mentiras. Casi le creí y estaba listo para tener una rivalidad con él dando el cien por cien en la pista, pero al final todo eran mentiras. En Assen me di cuenta de que sólo era mi amigo cuando me vencía”, afirma. La de Holanda fue una de las carreras clave de la temporada, en cuanto a su rivalidad se refiere. Hay un ligero toque, provocado por Márquez, que busca el hueco más recóndito para adelantar. Y Rossi decide saltarse la chicane. Vence la carrera. Sin penalizaciones. Para ninguno de los dos. Y el español se indigna.

Vamos a ser oponentes en la pista, durante algunos años espero, y tenemos que respetarnos. Eso es importante

La duda, ahora, es si ambos serán capaces de, a pesar de no mantener aquella relación de cordialidad, casi amistad, que tenían cuando se conocieron, recordar que compiten a 300 km/h: “Después de lo que pasó ya no podemos tener una relación. Sin embargo vamos a ser oponentes en la pista, durante algunos años espero, y tenemos que respetarnos. Eso es importante”, responde Rossi.

El piloto italiano, que cumplió los 37 años en febrero, se ve otros dos años compitiendo. Y en Yamaha. Quiere renovar. Su contrato, como el de la mayoría de sus rivales directos, concluye a finales de esta temporada: “Juzgaré mi futuro en cinco o seis carreras, pero estoy bastante convencido de que voy a pasar los próximos años con Yamaha. Luego ya será suficiente porque me están saliendo canas. Sin embargo, a los 39 años puedo participar en algunas carreras de coches como las 24 Horas de Le Mans o el Dakar”. Veremos si en tres años se pasa a la resistencia.

Más información