Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La IAAF vigila a Rusia tras los positivos por Meldonium

La Federación Internacional de Atletismo estudia las medidas adoptadas por Rusia para poner fin a su inhabilitación

Sebastian Coe, presidente de la IAAF tras la reunión de este viernes.

El proceso de reformas encaminadas a recuperar la confianza perdida y la verificación de las medidas adoptadas por Rusia para poner fin a su inhabilitación han sido los puntos principales en el orden del día en la reunión del Consejo Directivo de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) que ha tenido lugar este viernes en Montecarlo.

El presidente de la Comisión Independiente de la IAAF Taskforce, Rune Andersen, presentó un informe sobre las medidas adoptadas por la Federación Rusa como requisito imprescindible para su rehabilitación. En la actualidad está suspendida para todo tipo de competiciones internacionales, incluidos los Juegos Olímpicos, por los planes sistemáticos de dopaje detectados en los últimos tiempos.

Entre las medidas adoptadas están el cambio del presidente y de la directiva de la Federación Rusa y el desarrollo de programas de educación para prevenir el dopaje. Sin embargo, según el informe del Taskforce, "queda todavía un importante trabajo por delante hasta cumplir las condiciones para la rehabilitación", de ahí que todavía no sea posible levantar la suspensión.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha abordado este viernes el escándalo de dopaje que ha estallado entre los deportistas rusos por el uso de Meldonium, en una reunión con los miembros del Consejo de Seguridad de Rusia, entre los que figuran el primer ministro y los titulares de Exteriores, Interior y Defensa.

En los últimos días, siete deportistas rusos han sido suspendidos tras dar positivo por Meldonium en controles antidopaje, cuatro de ellos patinadores sobre hielo (Ekaterina Konstantinova, Semión Elistratov, Pável Kulizhnikov y Ekaterina Bobrova), un jugador de voleibol, Alexandr Markin, y el biatleta Eduard Latípov. El escándalo del Meldonium estalló esta semana después de que la tenista María Sharápova admitiera haber dado positivo en el Abierto de Australia por esa misma sustancia.

El ministro de Deportes ruso, Vitali Mutkó, sugirió que habrá más casos de dopaje por Meldonium, aunque ha precisado que en muchos casos pueden tratarse de "elementos residuales", ya que los deportistas consumieron ese preparado antes de que entrara en vigor la prohibición.