Selecciona Edición
Iniciar sesión

... Y tras Serena, Venus volvió a Indian Wells

15 años después del episodio racista que sufrieron las Williams, la mayor regresa al desierto californiano

Venus saluda al público de Indian Wells. EFE

Son 15 años tiempo más que suficiente para subrayar el error, la sinrazón, la absurdez de la situación que vivieron las hermanas Williams en 2001, cuando ambas fueron abucheadas y recibieron sonidos simiescos por parte del público que aquella tarde presenciaba las semifinales de Indian Wells, en el desértico y californiano Valle de Coachella. Entonces, una lesión de la mayor (35 años) enojó a los aficionados, que entendieron que fingía y les privaba del espectáculo para favorecer a su hermana pequeña, que un día después, en la final contra la belga Kim Clijsters, también fue reprendida y herida sin mayor pretexto que su color de piel.

Desde aquel funesto episodio, ambas decidieron no acudir al torneo nunca más. Sin embargo, conforme fue cicatrizando el navajazo emocional, las hermanas fueron reconsiderando su situación. El año pasado, fue Serena la que decidió pasar página y regresar al asfalto. “Es hora de reescribir mi historia con Indian Wells”, señaló. “Tengo muchas ganas de salir ahí y demostrar al mundo entero que no importa lo que te hicieran, incluso si te causaron daño a ti o a tu familia. Debes salir ahí, ser fuerte y decir que vas a ser la mejor persona que puedes llegar a ser”, afirmó la número uno.

Era el momento de ser capaz y dejar que el pasado sea solo eso, pasado

Ahora, un año más tarde y 15 después del capítulo, fue Venus quien decidió brindar otra oportunidad. La estadounidense, una veterana que a sus 35 años sigue luchando contra un síndrome que multiplica su fatiga y que continúa compitiendo con una dignidad asombrosa, volvió al escenario que la rechazó. Lo hizo con una derrota (6-4, 6-3 ante la japonesa Kurumi Nara), pero aunque pueda sonar a tópico, eso fue lo de menos. Venus, emocionada, fue recibida en pie por los aficionados y ovacionada por todos ellos.

Se certificó el perdón y vinieron después las buenas palabras de Venus. "No soy una persona que se suela enfadar, pero probablemente me aferro a las cosas como todo ser humano", expresó a The New York Times; "después de que Serena regresara el año pasado con una cálida bienvenida, definitivamente pensé: ‘No tengo razones para no ir más’. Era el momento de ser capaz y dejar que el pasado sea solo eso, pasado. A veces es lo que uno tiene que hacer. Creo que en este punto todo el mundo ha sido capaz de seguir adelante".

VÍDEO: Venus Williams regresa al torneo de Indian Wells.

Más información