Sergio Roberto tira del ‘manual Busquets’

“Lo llevaba a la selección mañana, me gusta todo lo que hace” le reconoce Luis Enrique

Luis enrique da instrucciones a Sergi Roberto durante el juego.

Sergi Roberto juega cuando le dejan y donde le piden. Y por norma cumple sobrado con los requisitos que le plantean los cambios de posición. Criado en las divisiones inferiores del Barcelona parece que el de Reus tiene memorizados los conceptos del manual de juego de tal manera que si le toca sustituir a Alves y actuar de lateral, saca tan buena nota como si se le reclama para ejercer de volante, posición mucho más habitual para él. Ayer apareció en escena como medio centro, su puesto natural, aprovechando que Luis Enrique, con partido de Champions en la lotananza, decidió darle descanso a Busquets, con su suplente natural en este equipo, Mascherano, sancionado por acumulación de cartulinas amarillas.

Era complicado lucir en un partido como el de ayer, repleto de goles y detalles maravillosos para la memoria, casi siempre de Messi, a ratos de Neymar o de Iniesta. Como quien no quiere la cosa, el chaval de Reus le quitó frivolidad al tema, haciendo eso que siempre se le ha valorado tanto a Busi: estar sin parecerlo. Y se metió en faena con la seriedad que tanto valora Luis Enrique, a quien le fascina el abanico de posibilidades que le ofrece al moverle sobre el tablero.

La mentalidad es clave para adaptarse. Y tiene una capacidad técnica y física indudable para cambiar de posición.

Luis Enrique, entrenador del Barcelona

“No me quiero meter en si tiene que ir a la selección, pero un jugador que puede jugar en tantas posiciones..., yo me lo llevaba seguro”, admitió Luis Enrique al ser preguntado al final del partido sobre el run run que afecta a Del Bosque y esa posibilidad de que le incluya en la próxima lista de convocados de la Roja, pensando en la Eurocopa. Luis Enrique alabó la facilidad con la que se adapta a diferentes facetas del juego. “Como lateral juega de maravilla, pero tiene a Alves y a Alexis, de interior me gusta, de medio centro también, mucho, pero tiene una competencia altísima con Busquets y Mascherano... Me gusta en todas las posiciones”, elogió el asturiano, que añadió: “Es básico para nuestro equipo. Básico y rentable”.

Explicó las razones de la pluralidad de espectros que puede cubrir Sergi Roberto, que considera son múltiples, pero empiezan en la cabeza: “La mentalidad es clave para adaptarse. Hay jugadores a los que sacarles de su posición les genera un déficit y otros, como él, que en cada posición ven una oportunidad. Tiene una capacidad técnica indudable para adaptarse, porque cada posición necesita un perfil de jugador distinto, en lo físico y lo táctico. Tienes que ser completo en todos los aspectos y él lo es”.

Aseó el partido en el centro del campo, uso la sencillez por norma y de la colocación hizo bandera

Hasta que pasó a jugar de interior, cuando Luis Enrique dio descanso a Iniesta, premiando a Samper con sus primeros minutos en el Camp Nou, Sergi Roberto tiró del manual Busquets, ese libreto que enseña en Can Barça a jugar de pivote. Aseó el partido en el centro del campo, uso la sencillez por norma y de la colocación hizo bandera, porque siempre estuvo donde se le necesitó, con coberturas oportunas, sin licencias gratuitas para la gradería, construyendo en cada pase algo mejor de lo que había sobre el campo antes de recibir la pelota, casi siempre a un toque.

Jugador ganado a la causa al principio de temporada por Luis Enrique, cuando le ubicó de lateral y aprovechó su tranco, ayer demostró que no ha perdido criterio al jugar el balón: de 58 balones que tocó, completó 55 pases bien.