Jerez, capital motera a medio gas

El evento que la sitúa como estandarte mundial del motociclismo hasta 2018 avanza al ralentí por la escasa apuesta municipal

Marc Márquez rueda en Jerez, en 2014. EL PAÍS

Jerez de la Frontera ostenta desde hace 15 meses la capitalidad mundial del motociclismo. Sin embargo, esta denominación inédita hasta 2015 ha pasado casi inadvertida. La relevancia de este evento designado por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) avanza al ralentí pese a su potencial dimensión deportiva, social y económica. Los motivos del parón son diversos, según asumen los actores implicados, pero el principal es la tibia apuesta del ayuntamiento gaditano, que cambió de color hace un año en las últimas elecciones municipales y afronta una deuda astronómica de 1.000 millones de euros. “En España parece que ocurre bastante. Cuando hay un cambio político, nada de lo anterior es bueno”, analiza un alto cargo de la FIM, que pide el anonimato.

La ciudad andaluza acumulará pruebas en 2016 y 2017 (Gran Premio de España, Mundial de Superbikes, etc.) gracias a la denominación que la FIM adoptó a finales de 2014. Sin embargo, la capitalidad se ha visto mermada por la indecisión del ayuntamiento (PSOE), que como gerente del circuito debe abonar las cuotas que implica cada prueba a la Federación Española de Motociclismo. Cada euro que sale de las arcas municipales le cuesta sudor y lágrimas a un consistorio al filo del abismo financiero.

Deuda de 1.000 millones

El pasado mayo, cinco meses después del inicio de la capitalidad, la ciudad cambió de Gobierno tras las elecciones municipales y los dirigentes socialistas desconfiaron de la clara apuesta del Partido Popular por ensalzar el vínculo de Jerez y las motos, y cuestionaron su viabilidad económica. “De lo planteado a lo que tenemos hay un largo trecho. Estamos decepcionados porque no se han cumplido las expectativas bajo ningún concepto”, censura este alto cargo de la FIM. Hoy, al derrotismo del directivo se une Ángel Viladoms, presidente de la Federación Española de Motociclismo: “Es una oportunidad histórica que podría solventar los problemas económicos del circuito, pero hay desconfianza. No entiendo a la alcaldesa, tiene que darse cuenta de que aportamos inversiones y desplazamos un circo de dos o tres mil personas”.

Un caramelo para las marcas

La capitalidad de Jerez obtuvo solo dos días antes de su inicio, el 30 de diciembre de 2014, el caramelo que hacía posible salvar los gastos que implican tantas pruebas en solo tres años con una economía local asfixiada: el Ministerio de Hacienda lo declaró acontecimiento de excepcional interés público, al igual que eventos como la Barcelona World Race o la Vuelta al Mundo a Vela Alicante 2014. Esta declaración es una alfombra roja para captar grandes marcas que como patrocinadores del evento obtienen beneficios fiscales del 90%. Es decir, el Estado les devuelve casi la totalidad de su inversión publicitaria.

Los gestores de la capitalidad vieron el cielo abierto para poder pagar los cánones de las pruebas de los mundiales. Sin embargo, cinco meses después las espinosas declaraciones políticas desde el Ayuntamiento de Jerez, cuya alcaldesa Mamen Sánchez (PSOE) remarcaba la mala situación económica del circuito por culpa del anterior equipo de Gobierno, hicieron que los anunciantes no vieran la apuesta como segura. Dos contratos de cuatro millones cada uno, con una aseguradora internacional y una cervecera de referencia, se esfumaron en solo un mes. De momento, la capitalidad solo ha cerrado seis acuerdos, entre ellos las bodegas González Byass y el grupo Prisa, editora de EL PAÍS.

La regidora achaca esas dudas de los patrocinadores a intentos de origen desconocido por hundir la imagen de la ciudad. “Se intentó confundir. Alguien pasaba información sobre que peligraba la capitalidad, pero para nada peligraba (…) Ahora vamos a recuperar las operaciones de patrocinadores estancadas”, promete. Hace un mes, en la pasada edición de la feria Fitur el Ayuntamiento optó por no incluir el gancho de la capitalidad entre la oferta turística de la ciudad.

La primera consecuencia del relevo en el Consistorio gaditano fue la cancelación del Mundial de Trial, previsto en Jerez el verano pasado y que finalmente se celebró en Teo (A Coruña). “Faltaban 15 días para la celebración del mundial y aún no teníamos respuesta del Ayuntamiento ¡con los billetes de avión y hoteles de los equipos ya comprados!”, recuerda Viladoms. De un día para otro todos tuvieron que cancelar sus viajes al sur con nuevo destino Galicia. La alcaldesa socialista, Mamen Sánchez, alega que no dio tiempo de cerrar un acuerdo. “Cogió justo en el cambio de Gobierno y el problema es que no había nada cerrado ni presupuestado. Al Ayuntamiento solo llegó una carta tres días antes”. Sobre las dificultades económicas del consistorio, la alcaldesa alega: “La gente no entiende que estamos en un ayuntamiento intervenido por el Ministerio de Hacienda”.

El anterior gerente del circuito, Juan Baquero, abandonó Jerez hace dos meses harto de la falta de apoyo desde el Ayuntamiento, y recaló en Qatar para hacerse cargo del circuito de Losail: “Estoy seguro de que si le ponen cariño esto sale adelante. Eso sí, la credibilidad cuesta ganarla pero se pierde en un segundo”, recuerda.

La capitalidad mundial se planteó desde Jerez en 2014 como parte de una estrategia global para atraer a las marcas de motos, los equipos, y los pilotos. Para estos últimos, el Ayuntamiento ideó un paseo de la fama donde nombres como Valentino Rossi o Jorge Lorenzo inauguraron sus estrellas. El ex teniente alcalde de Jerez, Antonio Saldaña (PP), recrimina a la regidora socialista su actitud: “No quieren reconocer que era algo bueno hecho por el Partido Popular. El problema es que, entretanto, los patrocinadores huyen”.

La gestión del circuito ha sido tradicionalmente cuestionada. Sin embargo, la investigación que llevó a cabo la fiscalía junto a la policía y la Agencia Tributaria para dilucidar si existía una doble contabilidad en los grandes premios terminó archivándose. Eso sí, recientemente la anterior empresa gestora Gestión Circuito de Jerez SL, ha acordado con Hacienda pagar una abultada multa por los desajustes contables.

Después de meses de espera, la semana pasada el Ayuntamiento gaditano acordó un plan de pagos con la Federación Española de Motociclismo para asegurar este año la celebración del Campeonato de Supermoto y el de MotoGP. “Se ha perdido un tiempo precioso, pero al menos ahora se va a pagar”, relata Viladoms.

 

Más información