Una rivalidad a golpes

Los equipos que disputan el clásico del fútbol mexicano han protagonizado varias batallas campales desde los años ochenta